San Nicolas - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

San Nicolas

Fiestas y Tradiciones

SAN  NIKOLAS JAIA GUIPUZKOA ETA ARABAN


Arabako bi kasu nahi dut, egun honetako ospakizuna dagokianez. Agurain eta Zalduondo dira herri hauek eta nahiz eta oso hurbil egon kantak nahiko desderdinak direla kontura gaitezke.

Agurainen herriko umerik aplikatuenak jantzi bereziz apainduta irteten ziren eguna ospatzera. Hain zuzen ere, nere aitona zenari askotan entzun ahal izan diot ohitura honen aipanema. Haren etxetik kaleratu ohi zen urtero eskolako ikaslerik onena, Gotzai edo Obispoz jantzita, sotana, elizatorra, kapa, mitra, bakulo…zeramatzalarik.


El Obispo San Nicolas bajando por el Portal del Rey de Agurain, en los años 50


Eta herriko haurrek jarraitzen ziotela, honela abesten zuten:

San Nicolas coronado
que el Obispo es muy honrado
si nos dais o nos dais
aquí no nos detengáis,
Porque "
semos" escolanos
del glorioso San Nicolás.

Aquí estamos cuatro,
cantaremos dos:
una limosnita
por amor de Dios.


Amaitzean "Gure Aita" bat esaten zuten, ostera ere errondari ekiten ziotelarik. "Semos" azpimarratu dut. Nere aitonak esana dakit, urtero urtero Don Markos Sagastik – Aguraingo maixu ahaztezina – era honetz esaten ziela kanta saiatzen ari ziren haurrei:
"No se dice "semos" , se dice somos" Etxe guztiak bisitatu ondoren umeak eskolara biltzen ziren, hartutako guztia maixuak eskaleen artean banatzeko.



San Nicólas es el personaje tan conocido por los niños de todo el mundo, que premia con generosidad a todo aquel que durante el año ha venido comportándose correctamente.

De la misma forma que nuestros niños  sueñan con el Olentzero o con los Reyes Magos, otros muchos niños tienen puesta su ilusión en éste santo de larga barba blanca y sonrisa dulce.

De todos modos, hay regiones en nuestro País que celebran –o lo han hecho- la festividad de San Nicolás de Bari, como preámbulo de la cercana Navidad.


Foto de finales del siglo XIX, principio de XX de San Nicolas en Agurain


Los casos de Arrasate, Oiartzun, Segura en Gipuzkoa, Agurain, Zalduondo en Araba son los que en éste momento más recuerdo. En estas localidades la chiquillería recorre durante el día 6 de Diciembre las calles y caseríos en busca dulce, nuez, castañas.. etc…

En Arrasate la tradición se mantiene aún, afortunadamente viva. Los primeros versos de éste artículo pertenecen a esa localidad guipuzcoana. Es posible que en tiempos pasados postularan las personas mayores, como es el caso de Oiartzun, donde una disposición de 1688 prohibió salir a pedir a cuadrillas de hombres armados.

En Agurain el chico más aplicado de la escuela era vestido de Obispo, al cual se le dotaba de sotana, sobrepelliz, capa, mitra y báculo.

Los niños que le seguían cantando de puerta en puerta versos que aparecen en segundo lugar.

Precisamente contaba José Mari Azkarraga, que conocía, por haberle oído directamente a mi abuelo materno que el Obispo solía salir todos los años de su casa, donde guardaba el traje y que Marcos Sagasti, maestro muy amado en Agurain – se esforzaba año tras año en dar a entender a aquellos niños que " No se dice "semos", se dice somos.

Una vez cantados los versos se rezaba el Padre Nuestro y con lo recogido por los chavales se dirigían a la escuela donde el maestro procedía al reparto.


Los niños de Agurain cantando a San Nicolas en los años 50


LOS MAS PEQUEÑOS DE AGURAIN CELEBRAN CADA 6 DE DICIEMBRE LA TRADICIONAL FESTIVIDAD DE SAN NICOLAS DE BARI


Uno de ellos será elegido obispo y, ataviado como tal, recorrerá las calles de la localidad rezando, bendiciendo y recogiendo regalos.

En la Villa de Agurain y en algunos pueblos de la Llanada alavesa perviven tradiciones desde tiempos inmemoriales pese a la desidia y al olvido de algunos. Así, hoy, como cada 6 de Diciembre, un personaje ataviado con el típico traje de obispo saldrá a las calles de la Villa para festejar el día de San Nicolás de Bari.

El santo fue durante la Edad Media el patrón de la infancia y la juventud desfavorecida y en los últimos años los miembros de Aguraingo Atseden Taldea mantienen viva aún una tradición que tiene su origen en nuestra localidad a mediados del siglo XIX.


Un grupo de niños y niñas entre 10 y 12 años se reunirán hoy a las nueve y media de la mañana en la puerta de la Casa Cural de Agurain. Pequeños y mayores elegirán al aguraindarra encargado de dar vida a San Nicolás de Bari, una de las figuras más entrañables entre los niños de la localidad.

Los monitores darán al elegido las instrucciones pertinentes, tan simples como "ir andando por las calles y acudir cuando te lo requieran para cantar y bendecir la casa", mientras los demás niños sacan brillo a las cajas donde los vecinos depositarán comida o dinero.



Uno de los momentos más emotivos de la mañana será cuando el pequeño que encarne al obispillo, acuda a la casa de los Azcarragas, frente a la Iglesia de Santa María, donde Marcelina espera ansiosa la llegada del pequeño para vestirlo con la túnica, mitra, báculo y los demás abalorios.

La fiesta, que no ha sufrido demasiadas alteraciones con el paso del tiempo, fue introducida en Agurain a mediados del siglo XIX por María Nicolasa Bustamante Ruiz de Luzuriaga.

La costumbre pasó a la casa de Azkarraga, donde todavía en la actualidad se conservan los trajes, y cada 6 de Diciembre "desde hace 50 años" Marcelina ayuda a vestirse al niño con sotana, sobrepelliz y capa confeccionadas hace muchos años.



INICIATIVA DE ATSEDEN TALDEA


En la antigüedad, la elección del personaje corría a cargo del maestro, que optaba por uno de los alumnos más aventajados; hoy sin embargo , es Aguraingo Atseden Taldea el grupo que mantiene viva la tradición.

El nuevo obispillo se dirigirá a la Iglesia de San Juan empuñando el báculo en busca de la comitiva para escuchar misa en honor al "patrono de los niños". Antaño, el niño elegido obispo iba acompañado de dos coleros que sujetaban la capa, dos cesteros que llevaban regalos en especies y dos bandejeros para las ganancias en metálico. Hoy en cambio, todos le acompañan de igual manera.


A lo largo de la mañana, las paredes de las estrechas calles del Casco Antiguo retumbarán sin cesar los alegres cantos de los más pequeños: "San Nicólas coronado fue obispo muy honrado, si nos dais o no nos dais aquí nonos detengáis porque somos escolanos del glorioso San Nicolás.

Aquí estamos cuatro, cantaremos dos, una limosnita por amor de Dios", saldrán de las gargantas de los asistentes a la fiesta. Lo recogido servirá de merienda por la tarde.


Dibujo de San Nicolas en las calles de Agurain
Un recuerdo para Txumari que se fue al Ecuador para seguir su labor apostólica e igualmente a Josetxu Lag.
Desde Agurain un fuerte abrazo
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal