Pepe Lecea - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Pepe Lecea

Música en Agurain > Pepe Lecea

PEPE DIAZ DE LEZEA EGUILEOR

LOS LEZEA TXISTULARIS DE AGURAIN


Aniceto Lezea, su hijo Pepe Lezea txistularis de Agurain y Pitillas, atabalero


FIESTAS Y ROMERIAS DE AGURAIN AÑOS 30


ANICETO LEZEA E IMAZ
- Escribía en la revista DANTZARI sobre las fiestas y romerías de AGURAIN:

En  AGURAIN - SALVATIERRA DE ALAVA

El 21 de abril se celebra gran romería de la virgen de SALLURTEGUI, caserío  en que se celebra esta fiesta. acude el tamboril que ameniza la romería.

El 24 de junio: SAN JUAN BAUTISTA. patrón de la parroquia. el Ayuntamiento en pleno y en cuerpo de comunidad acude a las siete de la mañana a la casa del concejo, de donde sale la comitiva que, a caballo y con su capellán, se dirige a una aneja que se denomina Arrizala. Aquí se celebra la misa y regresan a la villa, a cuya entrada esperan a los concejales, los txistulari y la Banda de Música, con el pueblo y los forasteros que acuden para tomar parte en las fiestas. Una vez reconstruida la comitiva, precedida por los txistularis y los músicos, que tocan un pasacalle vasco compuesto para ese acto, se llega ante la casa consistorial, donde se apean los ediles, el alcalde y el capellán, y penetran en ella con la flores que le ha regalado el pueblo.



A las diez acude el Ayuntamiento con su capellán a la misa mayor, a las tres de la tarde, se celebran solemnes vísperas,  tanto en la misa como en las vísperas el Ayuntamiento es precedido por los txistularis.

Por la tarde, después de la función religiosa, se celebra la romería en la plaza, donde se pone el clásico pellejo de vino a disposición del pueblo.

La romería durará hasta las once de la noche.

25 de junio—A las diez de la mañana, el Ayuntamiento con el pueblo asiste a una misa solemne que se celebra en la parroquia de San Juan con motivo al conmemorarse el aniversario de la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en la Casa Consistorial. La misa es de las grandes, con sermón y después se pasea la Sagrada imagen en procesión solemne por todo el pueblo.

A las tres de la tarde se celebran vísperas, a las que asiste el Ayuntamiento acompañado del pueblo. Terminada la fiesta en la iglesia, se procede en la Casa Consistorial a la ceremonia del reparto de premios a los niños de la escuela , pronunciando discursos oradores infantiles. Luego se celebra en la plaza una animada romería como el día anterior hasta las doce de la noche.

15 de agosto – la  Asunción de la Santísima Virgen, patrona de la parroquia. A las diez de  la mañana, misa mayor con gran sermón y con asistencia del Ayuntamiento al que preceden los txistularis.

A las tres de la tarde, vísperas con asistencia del Ayuntamiento y después romería en la plaza de la parroquia, en la que se pone un pellejo de vino a disposición del publico, también dura esta romería hasta las doce de la noche.


16 de Agosto – Fiesta de San Roque.: Por la mañana, Misa Mayor y procesión con la imagen del santo, por la tarde romería hasta las doce de la noche.

29 de Agosto – La Degollación de San Juan Bautista.  Misa Mayor a las diez de la mañana y después procesión con la imagen del santo por la plaza de la parroquia.
Por la tarde romería hasta las doce de la noche.

Del 5 al 9 de octubre, Ferias de Salvatierra.

Día 5-  A las diez de la mañana. misa mayor, por la tarde a las dos y media vísperas, seguidamente, procesión del Santísimo Rosario por las calles con asistencia del Ayuntamiento, después romería en una de las plazas de la villa.

Día 6-   Por la mañana, dianas y pasacalles, por la tarde, gran partido de pelota y luego romería hasta las once de la noche, a la que concurren los forasteros que acuden para la feria del día siguiente.

Día 7-     Por la mañana dianas y pasacalles por los txistularis y Banda de Música. Durante el día se celebra la Feria del ganado, importantísima por la cantidad de ejemplares de ganado vacuno, caballar y de cerda. Este día el pueblo es invadido por los forasteros que acuden de todos los pueblos cercanos y de las capitales de la región por el renombre de su Feria. Por la tarde se celebra una gran romería que dura hasta las doce de la noche, quemandose en su curso una colección de fuegos artificiales.

Día 8 -   Por la mañana , las dianas y seguidamente se reanuda la feria, la cual dura hasta la tarde, luego se juega un partido de pelota para entretener a los forasteros, la romería sigue hasta las doce de la noche.

Día 9-   Como en los días anteriores, por la mañana dianas, las fiestas de la feria con la romería que dura hasta las doce de la noche.

Estas son algunas de las fiestas y ferias a las que acuden los txitularis y que se celebran en Salvatierra durante el año.

ANICETO LECEA IMAZ  (txistulari de Salvatierra)


En el baile popular a lo "suelto" en aquellos años, los aires de fandango, arin arin y la bilbiriketa se consideraban morales, no así el baile "agarrao", que salvo la jota, ejecutaban diversos ritmos de la época a los que se conceptuaba ocasión de inmoralidad y que algunas jóvenes no lo practicaban.

El baile publico, sea en las plazas o en el paseo del espolón, es un servicio que mantenía el ayuntamiento, siendo uno de los cometidos de las bandas  municipales de txistularis y de música que actuaban por las tardes los días festivos hasta el anochecer y las noches de los días de las fiestas principales ya ordenados hasta una hora determinada.


DESTITUCION DE TRES EMPLEADOS MUNICIPALES 1936


JESUS RUIZ DE LARRAMENDI - Tomado de su libro Salvatierra –Agurain destellos de un siglo de historia:

Uno de los sucesos que conmovió al vecindario fue la destitución de tres empleados municipales. En el acta del 20 de septiembre de 1936 el alcalde expone: En ocasión de la visita oficial del señor gobernador civil de la provincia  el día 2 del actual a este Ayuntamiento dice:"Velando celosamente por el feliz éxito del glorioso movimiento nacional iniciado el 19 de julio último contra el comunismo, marxismo y separatismo había dispuesto destituir de sus cargos a los señores D. EMILIO PEREZ OÑATE, D. ANICETO LECEA y D. RAMON SAGASTI, depositario, alguacil y jefe de alhóndiga de este Ayuntamiento por su cualidad de nacionalistas vascos"

D. EMILIO PEREZ, de familia muy apreciada, hijo del maestro.

D. ANICETO LECEA, txistulari municipal desde 1898 y sacristán de la iglesia de Santa Maria.

D. RAMON SAGASTI, hijo del insigne maestro D. MARCOS SAGASTI, al cual se le erigió un monumento en la villa y se le dedicó una calle el 25 de julio de 1916, D. Ramón fue maestro de música, organista de las dos parroquias desde el año 1905, Director de la Banda de Música a partir de 1906 y jefe de la alhóndiga desde el 10 de septiembre de 1922.

Los tres, católicos viejos y practicantes  

Además escribe Jesús Larramendi:
Durante la guerra, la ocupación o toma de las localidades importantes se celebraba por la Gestora Municipal, ordenando que la Banda de Música tocase melodías apropiadas en la manifestación que por la calle Mayor se dirigía a la parroquia de Santa María a la hora anunciada para la función religiosa, en la que el párroco oficiaba el Tedeum solemne y seguidamente la plática alusiva a la victoria sobre el comunismo, marxismo y separatismo.

Jesús recordaba lo que sufría Dn. Ramón cada vez que era obligado a sacar la Banda de Música debido a que los nacionales habían ganado alguna batalla o habían conquistado una nueva ciudad.


HOMENAJE A PEPE LEZEA


PEPE  LEZEA-REN ORO IMENEZ


1986 ko abuztuaren hemeretzian  José Diaz de Lezea txistularia joarzitzaigun, gizon eta zintzoa benetan .
Nik ezaguzu nuen hil baino bi hilabete lehenago. Bere etxean egoan nintzen txistuaz ete txistulariaz solas egiten. Han ezagutu nuen ere bere emaztea. Conce, etxekoandre mazala, haren senarra bezala txistuaren maitale handia.
Arrats oso bat pasatu nintzen beraiekin inguruko txistuaren historia eta bisitza ikasten Pepe Lezearen gogoarengandiak, nota vatus ere hartzen. Nota hauen arabera lantxo hau konposatu dut Pepe Lezearen visitas eta lanaren gutxi bat adierazteko.



José Díaz de Lezea, Pepe Lezea, como era conocido, perteneció a una verdadera saga de txistularis. Parece que esta dinastía comienza con el abuelo paterno, ANGEL, que murió en 1925.

Diaz de Lezea, natural de Zalduondo (Alava) aprendió música, como muchos otros, del organista del pueblo. Es de destacar la labor de los antiguos organistas de los pueblos que además de atender la parte musical de los oficios religiosos solían enseñar música a los niños de nuestras pequeñas aldeas. Organizaban coros, rondallas, bandas, etc...  Algunos tenían especial predilección por nuestro instrumento. Esto fue el caso de Angel quien difícilmente hubiera podido aprender música de otra manera.



La zona geográfica que nos ocupa Salvatierra – Agurain y alrededores es una de las comarcas de Alava con mayor tradición txistulari. Hay datos que confirman que en 1739 ya había txistularis en Zalduondo.

El "Aurresku" se bailaba en gran número de lugares (como Zalduondo, Agurain, Larrea, Ozaeta, Barria....) La modalidad alavesa de esta dantza se puede observar todavía en la romería de "El Barte".

Angel recorría todos los pueblo del noroeste alavés, el carnaval de Zalduondo, Larrea (4 de Julio) Araia, y sobre todo Agurain centro de la comarca. Las actuaciones en estos pueblos, muchos de ellos pequeñas aldeas duraban todo el día y consistían en tocar a las ocho de la mañana el "Zortziko" y por la tarde el baile, que se abría con el "Aurresku" después los fandangos y arin arin  y más tarde bailables de moda de aquella época, como valses, habaneras, pasodobles, que eran ejecutados con txistu y tamboril, por supuesto.


La Banda de Música de Agurain con Pepe Lezea al txistu y Pitillas al atabal


Angel, ocupó el puesto de txistulari en Zalduendo de 1890 a 1919, en que se jubiló, Angel tuvo tres hijos.

Aniceto, txistulari municipal de Agurain desde 1898.Abdón que acompañaba a su padre con el txistu y tamboril en Zalduendo.Claudio que ocupó la plaza de txistulari en Araia.

Aniceto fue el continuador de la dinastía. El 3 de Diciembre de 1898 consiguió la plaza de txistulari municipal en Agurain. El Ayuntamiento le pagaba 75 céntimos diarios. Las obligaciones que tenían eran estas:

  • Tocar los domingos y festivos el "zortziko" a las 8  de la mañana.

  • Por la tarde hasta el toque de oración (al anochecer) bailables. (la hora de comienzo de estos bailables variaba según la época del año.)


A parte de esta obligaciones, en las fiestas patronales de San Juan (24 de Junio), la Asunción (15 de Agosto) y m´ss modernamente en las fiestas de Octubre, el txistulari tenía estos deberes:

  • A las 7 de la mañana, dianas.

  • A las 8  el "zortxiko".

  • A las 12 kale – jira.

  • Por la tarde bailables.

  • A la noche segundo baile.

  • Además debía acompañar al Ayuntamiento a la Misa Mayor.

  • Por San Juan y por la Virgen debía dar alboradas a todos los concejales.

Estas "alboradas" consistían en visitar después de comer a los concejales del Ayuntamiento y amenizarles la sobremesa tocando minués, contrapases, zortzikos, etc.. Los concejales solían invitar a café y dar una pequeña propina.

A la izquierda sentados Conce Arana y su marido Pepe Lezea en la Plaza de Santa María de Agurain.


TXISTULARI Y ATABALERO


El txistulari iba siempre acompañado por el atabalero, también municipal.
En esta época en Agurain el atabalero era el que daba los bandos del Ayuntamiento a viva voz (pregonero). También era "voz pública" en los "remates".(Los remates eran concursos públicos que organizaba el Ayuntamiento para adjuntar la explotación del juego de bolos y la carnicería.

Los txistularis tenían un día dedicado a ellos. El día de "Lardero" que en otro lugares se dedica a los niños, era en Agurain el día de los txistularis. Hacían una "ronda" por el pueblo el txistulari y el atabalero acompañados por dos jóvenes que les ayudaban a recoger la comida y el dinero que les ofrecía la gente. Con todo ello preparaban una merienda.

Además de ésto solían tocar en Heredia, en Zuazo, y en la romería de San Vitor. Era ésta una de las romerías más bellas y concurridas de la zona. Se tocaba en Misa, en la procesión y el "Aurresku".



LA FAMILIA LEZEA
EN EL BARTE DE LARREA


El aurrezku era al igual que en otras zonas de Euskal-Herria la dantza principal que además unía a las gentes en romerías y celebraciones. En la centenaria romería de "EL BARTE" la familia Lezea la estuvo tocando durante más de cien años ininterrumpidamente. Por su interés transcribo lo que sobre este Aurrezku de "EL  BARTE" contó Pepe Lezea al director de la banda de txistularis de Agurain Kepa Pinedo.

Para preparar la cuerda o banda se tocaba un zortziko en 2/4. Después bailaban el desafío , el aurrezku y el atzesku, cada uno a su aire. Este era el sentido del desafío para que se viese quien bailaba mejor. Luego se retiraban a una esquina y comenzaba en contrapás. Dos de la cuerda sacan a la chica que ha elegido el que va a bailar primero. Estos cuando sacan a la chica dan dos vueltas en sentido contrario al resto de la cuerda.

El dantzari al presentar a la chica se dirige al txistulari y baila delante de él la primera parte del contrapás. En la segunda parte va donde la chica y le pone la boina en las manos. Si la chica recibe a gusto el Aurrezku se pone la boina en la cabeza, lo mismo para el atzesku.

A continuación se toca el 2/4. En esta parte se pone la boina en el suelo cerca de la chica y se baila sin pisar la boina, que puesta en el suelo por el dantzari que no baila. Después bailan los dos dantzaris el 5/8, unos frente al otro. Se completan las parejas de la cuerda y se baila un bilbiriketa.  Para finalizar con el  fandango y arin arin.



Hay varios tipos de aurreszku:

  • -de honor, lo bailan el alcalde y los concejales a sus mujeres.

  • - de fiestas.

  • - de encontrar pareja (buscar novia).


En Larrea se bailaba un aurrezku "pícaro" pues hacían cosas a las chicas como levantar un poco la falda con el pie mientras se bailaba.



La plaza de txistulari en Agurain era muy apetecida, pues corrían malos tiempos, coincidentes con la crisis económica que sufrió Alava a finales del siglo XIX.

El 1 de Mayo de 1853 tras diversas vicisitudes se fundó en Agurain la Banda de Música. Sostenía Pepe  Lezea, que fue aquí el primer lugar del país donde se acopló el txistu con la Banda y otros instrumentos.

Existe la costumbre de tocar la víspera de San Juan la llamada "Sanjuanada" que es una melodía atribuida a Sebastián Iradier, (1809-1865) organista de Agurain y afamado compositor. Esta melodía la interpretan los txistularis junto con un pasacalles que parece original de Ramón Sagasti, también organista de esta Villa.

Al joven Pepe no le quería enseñar su padre, Aniceto, a tocar el txistu "porque era mal negocio". No obstante le enseñó solfeo y pronto empezó a tocar en la banda de música. Allí tocaba de todo, era un auténtico virtuoso haciendo de comodín: flautín, flauta, clarinete, saxofón, etc...
A los 13 años empezó a tocar por su cuenta el txistu y su padre, para no aprendiese defectuosamente, accedió a enseñarle.
A los 18 días ya tocaba haciendo el dúo. El tamboril le costó algo más.


Año 1931, Banda de txistularis de Agurain


En 1931 formaron en Agurain una de las primeras bandas de txistu completas compuesta de Txistu 1º Pepe Lezea, txistu 2º Jesús Rz. de Larramendi, y al silbote y atabal, los hermanos Alvaro Estornell. (que eran naturales de Onda en Castellón y  que vinieron a trabajar de jóvenes a la Cerámica Alavesa de Agurain)

El instrumental completo costó 325 ptas. Tocaban por afición y sin ánimo de lucro ofrecieron conciertos por diversas zonas del país (Tafalla, Estella, Las Arenas...) alcanzando un nivel interpretativo. Debemos destacar que tanto Pepe Lezea como su padre fueron socios fundadores de nuestra Asociación y que en aquella decisiva época tomaron parte muy activa en todos aquellos acontecimientos txistularis de relevancia.


Romería en Entzia, Pepe Lezea al txistu, Lekuona danza y Villarreal con la bota, y gente de Agurain.


Al comenzar la guerra el padre que era sacristán, tuvo que esconder los txistus y las partituras en la iglesia de Santa María  por la persecución que generaba todo lo nacionalista vasco. Recientemente y al iniciarse las obras de restauración de las bóvedas de la iglesia aparecieron algunos de estos txistus y revistas Txistulari entre las bóvedas y el tejado de dicha iglesia de Santa María.    (tal y como nos lo contó Alvaro Gastón, que en aquellos años era monaguillo de dicha iglesia y recordaba  que detrás del altar de San Nicolás, aparecieron varios documentos y papeles).



Tras la guerra y al morir su padre, el 1  de Mayo de 1939, le propusieron desde el Ayuntamiento el seguir de txistulari. Pidió 630 pesetas anuales y le concedieron la plaza por 600 pesetas según consta en acta de nuestro Ayuntamiento.

Como es sabido en esta época el txistu estaba perseguido. Por su entusiasmo para con el instrumento tuvo muchos problemas lo que no impidió que siguiera tocando.

Tuvo que dejar la plaza por motivos de trabajo. Marchó al vecino pueblo de Araia donde estuvo 20 años trabajando de practicante. Allí enseñó a muchos a tocar y formó otra banda de txistularis.

Volvió finalmente a Agurain donde el Padre Patxi Zabaleta estaba organizando un escuela de txistu en la que también colaboró Pepe Lezea hasta hace pocos años. Falleció el 19 de Agosto de 1986.

En Agurain en estos momentos el txistu goza de gran vitalidad, de modo que los sacrificios de Pepe Lezea no han sido en vano: La escuela de txistu formada por el Padre Zabaleta siguió adelante con gran número de alumnos interesado en el estudio de nuestra flauta.

Periódicamente se organizan conciertos en los que se trasluce la notable afición de los aguraindarras por nuestro instrumento, ya que el público responde con su asistencia.

Sirva este pequeño trabajo para el recuerdo y reconocimiento hacia una persona que ocupó muchas de sus horas en cuidar de nuestro txistu , gracias al cual, junto con otros muchos, el txistu sigue presente entre nosotros como portador de valores culturales. (Este trabajo fue revisado por J.R. Larramendi txistulari natural de la villa de Agurain a quien expreso mi agradecimiento)

Algunos datos se tomaron del El Carnaval de Zalduendo de Blas Arratibel y Ruiz  de Alegría, editado por la Asociación cultural de Zalduendo (1986)

Kepa María Pinedo Sainz

Pepe Lezea a la derecha con un grupo de Agurain en Gernika.


ESCRITO DE JOSE LECEA 1948


El Ayuntamiento en sesión ordinaria examina una instancia del Sr. José Lecea Eguileor en la que se solicita se le considere empleado municipal y que se le aumente el sueldo que disfruta como chistulari municipal, se acuerda negarle el carácter de empleado municipal. toda vez que su nombramiento hecho en sesión del primero de  julio de mil novecientos treinta y nueve no se ajusta a lo ordenado por la legislación vigente.

Carta que remite:  

José Lecea Eguileor, de 37 años, casado, natural y vecino de Salvatierra expone:

Que habiendo sido excluido como empleado municipal si previo aviso y no habiendo tenido notificación sobre el particular, pongo en conocimiento de este Ayuntamiento para su estudio y aprobación de los puntos que detallo:

1/ Siendo entonces  Alcalde de la Villa Dn Julián Ibáñez de Opacua, fui llamado por la alcaldía para continuar de txistulari  Municipal, como lo demuestra el oficio recibido el 8 de Julio de 1939, y como lo fue mi padre ya finado Dn. Aniceto Lecea – Al proponerme ser empleado municipal y si fuese necesario un empleo dentro del mismo organismo, decidí continuar la tradición hermosa que para el pueblo supone, sin considerar el escaso sueldo que se me asignó y dando así muestras de amor a la música y a la buenas costumbres.

           2/  Hasta el momento de ser Alcalde de la Villa Dn. Gonzalo Duque, me considerando como empleado municipal pero a partir de este momento, se me excluyó de las nóminas municipales sin ser conocedor de las causas que motivaron para tomar tal decisión – A mi vez perdí voluntariamente la costumbre de tocar txistu en las dianas de los días festivos, por lo cual, se me llamó la atención alegando a mi vez los motivos que tenían para ello, para más detalles, debo exponer que en todos los sitios donde hay chistularis y atabalero, el primero gana más que el segundo, puesto que es inferior en categoría, por lo tanto el atabalero le han aumentado dos veces el sueldo, mientras que el chistulari se quedaba con igual sueldo.

            Conociendo las buenas intenciones de este Ayuntamiento y habiendo sido requerido por el Sr. Alcalde para que continuara la tradición que durante tantísimos años ha sido testigo nuestro pueblo, decidí continuar la costumbre sin miras egoístas ni perjuicios particulares ya que se trata de una tradición saneada, hermosa y popular.

       Por todo lo expuesto y conociendo los puntos que detallo, no dudo que este Ayuntamiento obrará con justicia para que sea nuevamente incluido en la plantilla de este Ayuntamiento.




ESCRITO DEL ALCALDE DE LARREA  año 1948


27/06/1948      El Ayuntamiento da lectura del oficio de Sr. Alcalde de barrio de Larrea, solicitando permiso para que puedan actuar los txistularis de Salvatierra el domingo que se celebra en dicho barrio la fiesta de San Martin o del "Barte"


Fiesta del Barte en Hermua, los de Larrea bailan el aurresku frente a la ermita

Benigno  Arcauz, Alcalde del barrio de Larrea en nombre de todo el pueblo expone al Ayuntamiento de Agurain lo siguiente:

      "Que desde tiempo inmemorial se viene celebrando en este pueblo de Larrea, la tradicional fiesta de San Martin (llamada vulgarmente del Barte), fiesta que debe y tiene que ser amenizada exclusivamente por txistularis de Salvatierra, ya que de lo contrario, este pueblo pierde ciertas prerrogativas, sobre una ermita donde precisamente se encuentra el santo, tan tradicional es que los txistularis de Salvatierra amenicen esta fiesta, que los que hoy vienen José Lezea y Eulogio Pérez, son sucesores de otros entre ellos el abuelo José Lezea.

      Como esta fiesta de este año es en domingo y siendo quizás uno de los días que estos chistularis tengan que amenizar  el baile en esa localidad de Salvatierra es por lo que:
         
        Suplica a Vd. tenga a bien concederle el permiso oportuno para que puedan desplazarse a esta localidad, a amenizar tan popular fiesta de San Martín. gracia que no dudo alcanzar ya que con ello va el que este pueblo pueda conservar sus derechos y prerrogativas.

Larrea a 20 de junio de 1948

El Ayuntamiento de Salvatierra acordó conceder el permiso solicitado firmando Dn. Jesús  Iñurrieta.


Fiesta del Barte txistularis y dantzaris bailen frente a la ermita de San Martín


AGUR A TRES VETERANOS TXISTULARIS VASCOS


Pepe Diaz de Lezea Eguileor txistulari de Agurain.


REVISTA DANTZARIAK


Homenaje a Pepe Lezea, Felix Ascasso y Emilio Yus Zazo.

Cuando la delegación alavesa de la Asociación de txistularis organizó el 11 de Mayo de 1986 un homenaje a los txistularis veteranos no se podía imaginar que en menos de cinco meses nos iban a abandonar tres de los agasajados, entre ellos el propio director del concierto que se celebró con ese motivo. Felix Ascasso.

El tres de Agosto, en plena víspera de las fiestas de la Blanca del mismo año fallecía Emilio Yus Zazo superviviente de la primitiva banda de txistularis de la Diputación Foral de Alava. Nacido en 1914.


Angel Emilio Yus Zazo, atabalero, con Jose María Gonzalez Bastida


No habían transcurrido muchos días de este óbito cuando otra triste noticia conmovía a los txistularis alaveses. El día 19  de Agosto nos dejaba José Lecea y Eguileor.

Pepe Lecea había nacido en Agurain (Salvatierra de Alava) hacia 75 años y procedía de una dinastía de txistularis cuyo origen venía de Zalduendo.

Fiel a la tradición familiar formó parte de banda de txistularis de su localidad llegando incluso a intervenir en algunos concursos.


Por razones de trabajo se tuvo que desplazar por los años 50 a la localidad de Araya, también en Alava. Allí siguiendo con su inquietud se dedicó a la enseñanza de nuestro instrumento llegando a crear sobre el año 1960 la Banda Municipal  de txistularis más jóvenes de Euskal-herria.

De ello pueden dar fe que fueron sus componentes: Enrique Arroniz, Jesús María Alegria Arteaga, Pinttu, José Claudio Ruiz de Gauna y José Ignacio Eceolaza.



Por desgracia la idea duró poco ya que el Ayuntamiento disolvió la Banda a los pocos meses retirándoles los txistus y los trajes.

Se le puede considerar junto con sus antecesores como el mantenedor de la fiesta del "El Barte" , tradición alavesa de las localidades de Larrea y Hermua que aún se puede contemplar todos  los años el día cuatro de Julio.

Una vez jubilado volvió a su pueblo natal, Agurain, donde consiguió con su amor al txistu, siendo una de sus últimas aportaciones el recuperar unos txistus y silbotes ocultos en la Parroquia de San Juan desde la guerra civil.

Y tras estas dolorosas pérdidas el día 28 de Septiembre fallecía a los ochenta años Félix Ascasso Martínez de la Pera, forjador de tantos txistularis.


TEXTO  Y FOTOS :
Revista DANTZARIAK
                                  
Kepa María Pinedo.
Don Antonio Lafuente
Joaquin Jimenez
Jaso Ruiz de Alegría
Jesús Mari Garagalza
Jesús Mari Alegría Pinttu


 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal