Música y Solidaridad - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Música y Solidaridad

Música en Agurain > Música y Solidaridad

MÚSICA Y SOLIDARIDAD
Conferencia para la Academia de las Ciencias


Jesús María Alegría Urtiaga – "Pinttu"
2014-03-07



Agradecimientos a Paco García de La Torre  por su amable invitación y a todos los miembros de la Academia de las Ciencias vitoriana por su labor en beneficio de las artes, la cultura y las ciencias.



ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN.

2. MÚSICA Y SOLIDARIDAD.

3. MÚSICOS SIN FRONTERAS. LA O.N.G.

4. LOS DERECHOS HUMANOS, TU MEJOR INSTRUMENTO.

5. CONCLUSIÓN.

1.   INTRODUCCIÓN

El poder de la música sigue siendo un arcano pues todavía no se han descubierto todos sus posibilidades benefactoras  para el desarrollo social; tanto en la vertiente personal como en el provecho  global. La música amansa a las fieras y nosotros, como animales racionales que somos,  así lo podemos constatar.

Desde los tiempos de la tibia vasca-hace más de cuatro mil años en la cueva de Ustaritz-, la música ha tenido un principal protagonismo  en nuestra cotidianidad; la música es la banda sonora que siempre ha acompañado a nuestra vida y también la de  los filósofos griegos con su música de los planetas.

La música nos acompaña en celebraciones, en actos conmemorativos y gozosos y en dolidos funerales. La música está presente en nuestro diario quehacer y siempre recurrimos a ella para fomentar la alegría, la solidaridad y su impronta humanista. La música es el idioma del alma; la que es capaz de unir a cualquier mortal aunque sea de diferentes hablares y culturas. La música es un arma de construcción masiva… Dicen que cuando acaban las palabras, comienza la música, sobre todo cuando se convierte en el vehículo idóneo para practicar la armonía y el humanismo cívico.


2. MÚSICA Y SOLIDARIDAD

Este es el título de esta exposición elegido por la Academia con el que  intentaré haceros pasar un rato ameno contando sentires y pequeñas tribulaciones. Experiencias personales junto a anécdotas vividas estando a este lado de la música; en el lado de la música solidaria.

Practicar la empatía, el ponerse en el lugar del otro es imprescindible para lograr el humanismo necesario que requiere el ejercicio de la solidaridad. La solidaridad también exige entrenamiento como cualquier deporte que se precie. La solidaridad no es caridad; la solidaridad es una declaración de amor humano, sobre todo, cuando conoces de cerca al más necesitado, al protagonista, al destinatario de la acción.

El maleficio gitano ese de; "Ojalá te cases un músico", responde a la idea de que este tipo de artistas, los músicos, suelen más de una vez, dedicarse a labores supremas propias de los moradores del Olimpo, dejando a un lado en repetidas ocasiones  las necesidades mas cotidianas. Frecuentemente filtrean con las musas del cosmos olvidando las obligaciones domiciliarias; uno de esos casos lo tenemos en la vida y obra de nuestro querido bardo como fue Don José María Iparragirre y sus experiencias agrarias en aquella arcadia americana, donde ensimismado éste en sus composiciones nostálgicas ayudado de su guitarra, descuidaba el rebaño siendo mermado este por descuideros y por el desgobierno pastoril del músico. Siempre buscando la composición idónea para aportar algo más bello a la vida, o para mitigar su nostalgia patriótica, merodeando más por el reino de la inopia que en el de la vida real.

De todas formas, la solidaridad ha ido siempre pareja a la música, o la música a la solidaridad.

Nosotros como Ong llevamos ya 20 años practicándola como músicos solidarios, como músicos solidarios sin fronteras, pero que antes de su fundación ya habíamos hecho mil pinitos en este campo.

Yo personalmente desde niño conocí este tipo de acciones las cuales para mis adentros me parecían algo normal pues se encontraban en mis parámetros  cotidianos. En el Casino de Araya donde mis padres lo regentaron seis años se celebraban actos, comedias y bailes dedicados a la solidaridad; ayudados con rifas  benéficas en sus entreactos. El actual festival de Teatro de Humor de Araia es una deriva de aquellos tiempos aunque le falte ahora esta vertiente solidaria, que no humanista, pues la cultura siempre lo es.

Compañías de teatro acudían en invierno a aquel viejo Casino donde solían pasar la gélida estación con la ayuda de estas gentes solidarias. Uno de los artistas que vivió esta experiencia en su adolescencia fue Carlos Lemos, el que después llegó a ser un gran actor de teatro.  En mi pueblo hay una tumba en el cementerio que casi siempre tiene flores, la cual pertenece a un comediante que en aquellos tiempos murió en el Casino; en aquel Círculo Recreativo y Cultural tan activo durante algunos años, encontrando  el cadáver mi progenitor y ayudando después a la familia a darle tierra en nuestro camposanto. De hecho se le conoce como "la tumba del comediante", donde alguien desde hace años le deposita flores.

Música, carnavales, teatro, todo se fundía para divertimento cultural del pueblo, pero también para cumplir con los más necesitados. Ya de txistulari y en mi más tierna infancia, acudíamos siempre allá donde se demandaba nuestra presencia solidaria.
En los siglos XVIII y XIX, en poblaciones como Bergara, Tolosa y otras de nuestro País, cuando algún edificio había que reconstruir después de algún incendio, la población acudía a levantarla gratuitamente a través de la llamada pública a Vereda o Auzolan, mientras los txistularis amenizaban las labores de  albañiles, carpinteros  y voluntarios nativos.

Los txistularis han representado un sector cultural muy importante en nuestro pueblo manteniendo nuestros clichés culturales tradicionales. La vida de éstos está llena de anécdotas muy curiosas como la que  en tiempos de la postguerra, en 1939, un grupo de jóvenes refugiados se negaba a desembarcar en el puerto de Caracas, Venezuela, no sabiendo  muy bien  donde se encontraban ni que hacían en aquellas nuevas y extrañas tierras que divisaban desde cubierta y que habían sido conducidos por la solidaridad internacional… Todos menos el txistulari, Segundo Atxurra Aspiazu, de Lejona, bastante mayor que ellos, el cual, al ver aquella comprometida situación, bajó tocando con nuestro tradicional instrumento por la pasarela para animar a desembarcar a los jóvenes exiliados, los cuales  a modo del cuento del flautista de Hamelin, le siguieron confiando en la  honradez y cercanía sentimental con  el músico vasco.

En mi mismo pueblo, en Araia, ahora, después de cuarenta y seis años que se celebra el estreno de una parodia musical con benéfica,  estamos ensayando para representarla en junio con los mismos fines, acudiendo los supervivientes de aquel elenco cómico-musical a la primera llamada; ufanos, prestándose todos deseosos para volver a cooperar con la solidaridad local. También la solidaridad se inculca y se pega a la piel con  sus beneficios humanitarios.

Siendo integrante del grupo de folk vasco  Oskorri acudimos a varios festivales organizados por iniciativas populares para paliar la situación de afectados por alguna desgracia, tocando en iglesias, parroquias  o encima de carros preparados como escenario para el acto.

También junto a Gorka Knorr eta Bere Taldea acudimos a otros tantos, no solo para recaudar dinero para caseríos siniestrados, sino también para ayudar a situaciones personales peliagudas, enfermos y otras iniciativas solidarias entre otras como huelgas sindicales y movimientos reivindicativos sociales.

Mis amigos de Los Xey sobre todo el azpeitiarra-vitoriano Xipri Larrañaga, los que formaron ese famoso grupo músico vocal vasco que inundó América con su música y su especial humor, fueron contratados para 9 meses en América y estuvieron nueve años; actuando desde N.York hasta Cuba y Venezuela. Desde México a Puerto Rico y Argentina, quedando algunos componentes prendados de su "bisitasuna", de su dulce estar caribeño, casándose y quedándose a vivir alguno de ellos en aquellas tierras que también les acogieron y que tantas jornadas de felicidad y música les procuraron. Todavía hoy algún superviviente de aquella época en Cuba o Argentina recuerda sus éxitos como "La Baronesa", Buen Menú", o "Las mentiras de los Xey" y la internacionalmente conocida canción "La Paloma" grabada por éstos en la película Habanera, música y letra compuesta por el alavés Sebastián Iradier, la que fue otra declaración de amor a la tierra y a las gentes de ultramar. Este grupo vasco, al regresar de una de sus exitosas giras donaron al hospital donostiarra UN PULMÓN DE ACERO, el primero del estado, cantando y actuando en varias poblaciones vascas en festivales benéficos.

Paco Ondarru; Patxi, Francisco Landazabal, entrañable personaje donde los haya, vivió varios años en Argentina y en Cuba convirtiéndose en un "libro abierto" por sus vivencias con Esther Willians, Lucky Lucciano y  Ernest Hemingway entre otros en su periplo americano refugiado como víctima de la guerra, trabajando como administrador del Centro Vasco de La Habana ayudando siempre a vascos emigrantes y refugiados de la incivil contienda y en la República Argentina, fundando la formación musical LAURAK BAT,  la cual  perdura todavía y sigue interpretando zortzikos y canciones vascas acompañando la nostalgia euskaldun de nuestra querida diáspora, de nuestros parientes del otro lado del charco.

Paco me contaba un día que a Buenos Aires llegó un joven preguntando por él estando éste junto a "Los Chimberos" en una conocida emisora de radio, pidiendo que cantasen Goizeko Izarra pues esta era la canción preferida de su padre el cual yacía moribundo en el hospital. A los dos días salió a las ondas otra vez el conjunto bilbaíno interpretando la canción reclamada por el joven hijo, el cual acudió emocionado a la semana buscando a Patxi para agradecer de parte de la familia tan emotivo y especial homenaje. Este enfermo había fallecido oyendo la tradicional melodía vasca en su lecho de muerte. Muriendo como deseó, rememorando a la tierra querida que un día tuvo que abandonar en busca de un porvenir mejor.

Paco el músico en el Café Berna bonaerense  donde también era habitual nuestro escultor Jorge Oteiza, organizaba reuniones con la diáspora y cuando se enteraban que un vasco arribaba a la capital Argentina le encontraban trabajo y le compraban un traje. -"Ha llegado un enfermo"-. Esa era la consigna para recaudar dinero y ayudar al emigrado. Sin ninguna pregunta previa; así lo hacía Patxi Ondarru para ayudar a sus congéneres. También cuando casó el artista  Jorge Oteiza, este gran melómano dirigió una cuestación para sufragar los gastos de la boda del escultor. Hace ya varios años nuestra ONG realizó una campaña titulada; " El roble y el Ombú" para ayudar a un proyecto en Argentina, tomando como referencia a estas gentes solidarias y al famoso zortziko que un día se estrenó en Buenos Aires y que tanta emotividad lleva en sus vascos compases del cinco por ocho, colaborando Oteiza con  un boceto para la campaña, siendo su último trabajo.

Muchos artistas llegaron con su aureola a Cuba y tuvieron que volver sin el éxito ansiado; en Cuba les gustaba el humor en la música y así triunfaron Los Chimberos y Los Xey. La familia Aragón; compuesta por Gabi, Fofó y Miliki. Lola Flores; la artista más rentable según el regente de un Club que actuaba diariamente ganando mil dólares y luego los invertía en fiestas y saraos en el mismo  lugar.  No así fueron los casos de Luis Mariano y otros grandes artistas. Patxi corrió con los gastos de regreso en clase tercera en un barco de la pareja musical compuesta por Pepe Blanco y Carmen Morell y alguno más, los que no conectaron  con el beneplácito del público cubano, no pudiendo éstos "hacer las Américas" en aquellos años de pujanza económica allende los mares.

Ya por entonces comenzaban tímidamente a proliferar los festivales benéficos por nuestra geografía; en Eibar y pueblos muy sensibilizados con el arte y la ayuda social, este tipo de actos ya eran clásicos en las navidades. Se practicaba la solidaridad en nuestro País visitando hospitales grupos como "Hombres de buena voluntad" junto a músicos y cantantes los cuales procuraban paliar las delicadas situaciones que padecían los enfermos aportando su alegría, arte y calor solidario. Sobre todo llevando juguetes y sonrisas a los niños más desfavorecidos. Estos tipos de relaciones humanas fueron pioneros de los que hoy conformamos ésta grey  voluntaria; Payasos sin fronteras, Músicos sin fronteras, Médicos sin fronteras, etcétera, etcétera.

En el resto del Estado también se practicaba otro tipo de solidaridad;  hasta Alemania se desplazaba mi amiga Pepa Flores, la popular Marisol, para animar a los trabajadores españoles en estas fechas tan significadas. Otras veces Joselito. También otras folklóricas acudían a mantener la moral de los soldados en África con el mismo propósito; Carmen Sevilla entre otras y  antes Beethoven ya había donado la recaudación del estreno de la Batalla de Vitoria para los inválidos de la guerra y nuestro Julián Gayarre, ese gran tenor del valle roncalés también había destinado sus buenos dineros para levantar una escuela y un frontón en su querido valle. José Carreras después de sufrir una grave enfermedad está siendo un modelo con la puesta en marcha de su fundación. Y así otros muchos artistas que obedecen a la llamada del compromiso social.

El bien común es algo consustancial a la música quizás por su sensibilidad; por ese arte exotérico que es el que nos lleva a la solidaridad y a la parte más humanista de nuestros artistas.


3. MÚSICOS SIN FRONTERAS: LA ONG.

Músicos sin fronteras; músicos solidarios sin fronteras nació en Cuba, en La Habana  hace más de 19 años y recordar todo su recorrido se me hace casi imposible por la variedad de actos desarrollados y de esas tantas gentes con que hemos trabajado y tratado en esta singladura solidaria, maravillosa y edificante.

Este periplo ha sido una licenciatura, un master, un doctorado en cultura y solidaridad de mucho más calado para mí  que el que logré en la Universidad de Deusto; ha sido praxis continua,  más acción que organización, conviviendo con semejantes de diferentes actitudes ante la vida y en latitudes desconocidas a través de este bello arte que es el de la música, la cultura y  la solidaridad. Ha sido una gozada descubrir a gentes de diferentes maneras afrontar su existencia acudiendo y aprendiendo mutuamente en una verdadera escuela abierta, en la calle, en el mundo; la de la universidad de la vida, la que nos ha permitido cultivar la empatía y el recibir tantas clases de humanismo y de cariño social, de ternura solidaria y de ecología ética y moral  permanente.

LA O.N.G.

El hecho de poseer una determinada cultura diferente a la de otros pueblos, no debiera suponer ningún obstáculo en un mundo civilizado que respeta los Derechos del otro; debiera ser una fuente de enriquecimiento para todos y esto para nosotros es la solidaridad sin fronteras.

Músicos sin fronteras desde su fundación oficial en 1995, utiliza la música como instrumento de actuación por su cualidad para llegar a todas partes y por ser un idioma internacional que supera las palabras y que hace posible compartir pasiones incluso por gentes o pueblos que no comparten ideas. Músicos sin fronteras es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo establecer un compromiso solidario entre la música, los músicos, los amantes de la música y los amigos solidarios con la infancia y la juventud más desfavorecida y desprotegida del mundo.

Músicos solidarios sin fronteras-Músicos sin fronteras-, cree que la música y los músicos pueden desempeñar un importante papel en pro de la armonía, la convivencia y el espíritu solidario entre las distintas etnias, pueblos y culturas del mundo.

Músicos sin fronteras centra su campo de actuación en la infancia porque es el sector de población más desfavorecido. Diariamente mueran más de 40.000 niños y millones de ellos son explotados y vejados irremediablemente. Ellos son ahora los más débiles y serán en el futuro los portavoces de cualquier transformación social.

Músicos solidarios sin fronteras surge oficialmente en Gasteiz en 1995 de la iniciativa de un grupo de personas cooperantes que sintieron la necesidad de ayudar a los niños cubanos.

Encontrándome en La Habana y estando en contacto con la escuela de música Manuel Saumell, me comentaron que había unos niños que cuando se les rompía la cuerda Mí del violín en la escuela, robaban cables telefónicos para enmendar el entuerto.  Yo no me lo pensé y nada más regresar a casa reuní a mis amigos músicos para fundar esta asociación que tantas acciones ha llevado adelante en estos casi veinte años. Entre ellas destacan la ayuda y patrocinio a la Escuela Manuel Saumell de Centro Habana, una de las mejores de América, donde cientos de niños han salido con una preparación musical envidiable y algunos, llegando a ser grandes artistas; el mismo Pablo Milanes nos agradecía en un video nuestra labor pues sus hijas han estudiado en tan importante centro.

En Cuba nos hemos involucrado en infinidad de actuaciones; desde la Escuela de música Manuel Saumell. En el Conservatorio Amadeo Roldán. Apoyando al grupo Ismaelillo de Cienfuegos, para la reinserción social de  la juventud a través de la música. En el Hospital Psiquiátrico de Camagüey; llevando Lítio. Cooperando junto con otras ONGs vitorianas financiando una fabrica de medicinas. Ayudando a niños sin recursos llevando instrumentos a través del Poder Popular y del I.C.M., Instituto Cubano de la Música; también aceite para las escuelas, pintura; en la campaña "Para pintar una escuela", accesorios musicales. Trajes para la Banda de conciertos de La Habana. Gira por Euskadi con su director Don Esteban Quesada. Llevando a cabo como en Venezuela la campaña " Sembrando la música" organizada desde nuestra sede valenciana la que desplazó a 100 músicos los cuales ofrecieron cinco conciertos solidarios y llevaron a cada uno de estos dos países 30.000 euros para el proyecto del sistema de Abreu y para las necesidades en orquestas juveniles cubanas. Llevamos Insulina para enfermos diabéticos. Hemos  invitado  a artistas cubanos en  giras solidarias; algunos han radicado ya su vida acá. Hemos apoyado y colaborado económicamente con la construcción de casas sociales, etcétera y mil etcéteras; viviendo mil peripecias y tribulaciones maravillosas conociendo de cerca sus gentes y a fondo su cultura; aprendiendo otros ritmos y sentires. Escuchando otros sonidos humanos.


Músicos sin fronteras

La ONG ha intervenido en países como Cuba, Argentina. Bolivia. Irán; en el terremoto de Ardebil. Georgia. Cabo Verde. Sahara. Burkina Faso. Venezuela. Tailandia; en un maravilloso proyecto de unas monjitas vascas de apoyo y recuperación de niñas prostitutas. Guatemala; donde tenemos una cooperativa con 1.500 personas de las cuales 1.000 son mujeres. Brazil, Japón para Fukushima, Lorca, Cáritas y Casas de la Caridad en Valencia, ofreciendo conciertos solidarios con nuestra querida Banda Sinfónica Solidaria de Músicos sin Fronteras, fundada por su " alma Mater" Mikel Aizpurua, presidente de la ONG en la comunidad valenciana, persona que destila solidaridad por todos sus poros y dirigida por el prestigioso músico Don José Miguel Micó donde gentes de más de 50 Bandas valencianas y solistas de grandes Orquestas, se reúnen cuatro o cinco veces al año para ofrecer grandes conciertos destinados a la solidaridad, etcétera y etcétera. También lo hicimos desde hace años en el Estado, como fue en las riadas de Extremadura con la campaña "Todos al tajo, por Extremadura", destinada a la escuela Jesús Obrero de Badajoz y ahora, más que nunca "jugando en casa" apoyando al Banco de alimentos de Euskadi y a asociaciones de apoyo a gentes de la calle, a actuaciones de urgencia; campañas navideñas junto a asociaciones de motoristas las que antes estaban dedicadas a enviar juguetes a Cuba y a Cabo Verde y que  con la necesidad imperiosa local las destinamos a recaudar alimentos no perecederos y pañales y potitos para la más tierna infancia. Son campañas que junto a la difusión de la declaración de los derechos humanos,  estamos inmersos continuamente dada la premura y demandas recibidas desde  nuestro entorno más cercano.


4. LOS DERECHOS HUMANOS, TU MEJOR INSTRUMENTO.


Se celebraba  el día del 2.754 años del aniversario de la fundación de Roma y allí, en la Basílica de San Ignacio, con tres mil personas dentro del templo, con el concurso de Paolo Colino como director de la Capilla Giulia de música de la Basílica de San Pedro, la Orquesta de La Academia Filarmónica de Roma. Con los Coros de la Capilla de San Pedro, las voces de Hilaria Calgari y Cristina Vinci, intérpretes que sustituyeron a Monserrat Caballé la cual no pudo asistir pues  días antes su hija tuvo una complicación en una operación. Con el organista Gabriel Felipe Alegría Urtiaga, "Gabi". Con presentadoras de la R.A.I.  italiana y la presencia del Lehendakari Juan José Ibarretxe y del Consejero de Justicia, Trabajo y Derechos Humanos del Gobierno Vasco Sabin Intxaurraga y del director de dicha área humanista del Gobierno Juan José Leunda, inauguramos esta campaña que desde entonces la utilizamos para difundir la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El Papa, interesándose por nuestra campaña, nos recibió amablemente en una audiencia que fue intensamente emotiva y que con él personalmente hablamos  de los derechos humanos y de la importancia de la música y la solidaridad, no solo en nuestro país, sino en el resto del mundo. También  Radio Vaticana nos apoyo en la difusión de la campaña y emitió nuestro concierto y nuestra rueda de prensa a más de 140 países. Ibarretxe también tuvo la oportunidad a través del evento y habló al mundo sobre los derechos de las gentes desde la emisora italiana, trasladando el compromiso que algunas gentes en nuestro País Vasco tienen con la Declaración internacional, desligando la imagen de Euskadi con la violencia. Monseñor Colino, declaro que; "Es una lengua, la música, y un común denominador estupendo en el que todos nos vamos a encontrar unidos. Por eso este concierto es una aportación más para la consecución de la Paz y de los derechos humanos". El dinero de la recaudación se destinó a financiar la creación de una escuela de música para las Misiones Diocesanas Vascas en Los Ríos de Ecuador.

Desde entonces hemos celebrado conciertos mayores  y menores y los seguimos haciendo; hemos repartido 80.000 libritos en euskera y castellano con la declaración universal. Hemos distribuido 20.000 postales-abanicos con el slogan" Ya corren vientos de solidaridad". Hemos editado discos sobre la situación de las mujeres músicos emigrantes en el país Vasco con el título; "Ellas también cuentan" actuando en diversas localidades y  casas de cultura. Hemos difundido los derechos humanos a través de 20.000 discos con nuestro slogan "Los derechos humanos, tu mejor instrumento", la mayoría repartidos por la franja de Israel y Palestina a través del Foro Internacional por la Paz y la Reconciliación de Oriente Medio y el The Parenst Circle-Familias Forum para la Paz, la reconciliación y la Tolerancia; Círculo de familias de víctimas del conflicto bélico, disco con la aportación artístico humanitaria de las artistas judía y palestina Noa&Mira. La Orquesta Árabe de Barcelona. Del artista querido y solidario Enrique Morente; que fue su último trabajo. La Banda Sinfónica La Unió Musical de Llíria. Addulvahad  Madadi, de Afganistán, músico que tuvo que huir de su país por la prohibición talibán a la música.  Con Gontzal Mendibil y  la Orquesta de Bratislava con "Lágrimas al viento, tema dedicado a las víctimas del 11-M. La Orquesta Sinfónica Estatal Rusa Voronezh.  Carlinhos Brown. Y con nuestro laureado Orfeón Donostiarra". Disco que comenzamos su producción cuando dirigía Bernardino León Las Tres Culturas del Mediterráneo en Sevilla, donde presentamos con nuestra querida Pepa Flores la campaña en de los DDHH Andalucía.

Presentamos nuestro proyecto a la Orquesta del Diván a Daniel Baremboin y al  desaparecido músico y trabajador empedernido por la reconciliación internacional Edouard Said, corresponsables este dúo de este bello proyecto entre músicos cristianos, judíos o palestinos. Hemos sido presentados a la Federación Internacional de la Liga de los derechos del Hombre en París. En la campaña desarrollamos aparte de los conciertos, varios encuentros como el de Gernika con Ofer Bronchtein y Anis al Qaq, copresidentes del Foro internacional de la Paz y la Reconciliación, gentes con las cuales seguimos teniendo nuestra mejor sintonía. También editamos el disco "Para extenderte una mano", para el proyecto de Tailandia.  "Para pintar una escuela", para pintar escuelas en Cuba. Otros como "Araia Maitagarria". "Gabirentzat, pequeñas travesuras musicales", etcétera y etcétera. Hemos editado y distribuido 8.000 barajas con los derechos de la infancia y los instrumentos del mundo  traduciéndola  al Euskara y al inglés, teniendo una gran demanda por la ikastolas y escuelas públicas de nuestro país y en las escuelitas del Sahara, Israel  y Palestina. Con la productora Extra, la que ya posee dos Goyas, pergeñamos la idea para la película de dibujos animados " El extraordinario viaje de Lucius Dump-Los derechos humanos, tu mejor instrumento", película con la cual se trata de llevar a todos los colegios y escuelas del estado para su visionado y  trabajar con una guía didáctica los derechos de la infancia y los derechos humanos, empresa que aún siendo costosa nos llena de ilusión y fuerza por sus beneficios culturales, sociales y humanistas; para poder crear una sociedad más culta y solidaria a medio plazo a través de sus protagonistas que son los ahora niños pero que en pocos años van a ser los responsables de los designios sociales. Conciertos, escuelas, proyectos, encuentros, festivales, todo, todo nos es válido para seguir empeñados en mejorar un poco, desde nuestras posibilidades,  las tremendas desigualdades de este mundo.



5.
CONCLUSIÓN.

Acabamos de entregar la primera fase del proyecto ENKLABE de música para la reinserción social de la juventud con problemas en Vitoria-Gasteiz;  reto  que estamos estudiando para desarrollarlo por todo el Estado.

Tenemos muchos proyectos e ideas en cartera pues estas nunca nos han faltado; algunos de gran calado humanista y  de alto voltaje social. Seguimos trabajando en  nuestros festivales, últimamente destinados al Banco de Alimentos de Euskadi. Seguimos abiertos con la campaña; "Por una hora de tu vida", llamando a los músicos solidarios. Estamos presentes y trabajando en varios Foros por la Paz, tanto en Euskadi como en el extranjero.

Todos nuestros esfuerzos están dirigidos a confluir en culturas de encuentro, de dialogo, de conciliación, de  defensa de los derechos humanos y por la paz. Buscando vínculos sociales. Trabajando espacios solidarios.

A pesar de nuestros compromisos internacionales estamos también "Jugando en casa". Desde aquel primer concierto en la parroquia de Los Ángeles titulado "Angelitos negros" en beneficio de las misiones, recordamos acciones en nuestra ciudad como la puesta en marcha del Reloj Solidario de la Plaza gasteiztarra. De los conciertos homenaje a Sebastián Iradier, desde la placa conmemorativa con su "chinita" la que colocamos en el lugar donde murió en Gasteiz y en la Escuela Manuel Saumell de La Habana, músico coetáneo suyo y que junto a  Beethoven, Sebastián es el máximo exponente internacional para la promoción de nuestra Ciudad como Capital Internacional de de la Cultura y de la Solidaridad. Del proyecto que presentamos de un "recuerdo perenne" sobre el maestro alavés, inconcluso a pesar de su oficial acuerdo. De aquel acto simbólico que hicimos en Foronda un 4 de agosto de 1997 en plena pista de aterrizaje bautizando al avión de "La Cubana" con el nombre de La Paloma,  aeronave responsable de llevar la solidaridad a Cuba. De las Cantatas solidarias. De la Gira de los derechos humanos con La Banda Sinfónica La Unió Musical de Llíria. De nuestra aportación cultural a la Batalla de Vitoria con los conciertos en el Museo de Bellas Artes y Montehermoso, recuperando zortzikos en inglés recogidos en le época. Del concierto con la Banda Municipal coordinado con La Habana. De ese concierto solidario que comenzamos hace dos años en la Plaza de la Virgen Blanca el día europeo de la música. De la recogida anual navideña solidaria con esos 200 moteros que meten marcha humana a Vitoria; de  de esos contenedores enviados  a América y África y ahora empeñados en seguir con el la II Certamen de la Música y los Derechos Humanos que este año trataremos que sea Internacional colocando a Vitoria-Gasteiz en el punto de mira europeo.   Sembrando la esperanza. Sembrando la solidaridad, tratando de recorrer estos  caminos que convergen en  uno solo; en el del humanismo cívico y la reconciliación. En el de la Paz y la armonía,  que es el que se dirige hacia los derechos fundamentales de la humanidad,  hacia  la tolerancia y  hacia la convivencia social.




Por la Cultura. Por la Música y por la Solidaridad.



Muchas gracias a tod@s. Eskerrik asko denori.

Jesús María Alegría Urtiaga" Pinttu".
El Portalón. 7 de marzo del 2014.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal