La República 2ª parte - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La República 2ª parte

La República en Agurain

14 de ABRIL de 1931

LA SEGUNDA REPUBLICA  en  AGURAIN-SALVATIERRA

Autoridades de Agurain con Don Alejo Sese, Luis Garagalza, López de Heredia, Merino, Arrese, Grandes, Ibáñez de Opacua,


Esta Corporación había dispuesto los días de asistencia en cuerpo de comunidad a los cultos en las iglesias y lo realiza hasta que influencias exteriores motivadas por la circula del Excmo. Sr. Gobernador General de las Provincias Vascongadas y Navarra, relativa a la abstención de la asistencias de las autoridades en los actos religiosos y se obedecen las disposiciones superiores, que anulan lo que su voluntad habían acordado en consonancia con la voluntad mayoritaria.

Autoridades y guardas de Agurain en una visita a la Parzonería de Entzia.

En la sesión del 27 de Mayo de 1932, se entera la Corporación municipal de que al aprobar la Comisión Provincial las cuentas de las Arcas de Misericordia del año 1931, advierte, que en lo sucesivo no serán de buena data los estipendios para dos misas que se mandan decir por los fundadores de dicha institución, por estar en contradicción con el párrafo 2º del artículo 26 de la Constitución vigente. (”Ordenanzas del 28 de Septiembre de 1538. Título XXVI. Hordenamiento Vº Otrosí hordenamos..que los tiempos del mundo perpetuamente ..fagan decir …dos misas de rrequien cantadas..por las animas de todos aquellos e aquellas personas que instituyeron la dicha arca de misericordia  e después aca an ayudadoe ayudan a la dicha arca con sus limosnas…)”


Será en sesión del 1 de Julio de 1932 cuando se hace constar que en ocasión de la visita del Sr. Gobernador, ordena retirar del salón del Ayuntamiento la imagen del Corazón de Jesús con solemnidad y respeto y secularización del cementerio en el plazo de 5 días y poner un letrero con el título de “Cementerio Municipal”.


Cementerio Municipal de Salvatierra – Agurain hacia 1930


La imagen del Corazón de Jesús había sido entronizada en el Ayuntamiento de Agurain el 25 de Junio de 1922 llevándolo en procesión a continuación de un acto religioso celebrado en la parroquia de San Juan, función que anualmente se conmemoraba en este día.

Fue trasladada la imagen procesionalmente desde la Casa de la Villa a la parroquia de San Juan con gran concurrencia de los pobladores de la Villa.


Sagrado Corazón de Jesús en la Plaza de San Juan


Seguía contando Larramendi que los habitantes de la Villa, la inmensa mayoría con sorpresa y desagrado se enteraron de la imposición de la orden de que se quite de las escuelas públicas el crucifijo, que había presidido las clases desde cuando las escuelas dependían del Ayuntamiento y éste elegía, nombraba y pagaba a los señores maestros y maestras de la localidad. El cumplimiento de la disposición superior dio lugar a protestas del vecindario, pidiendo la derogación de la orden y la restauración del crucifijo en su lugar en las clases citadas.


Tomás Preciado y Pepe Lezea - Emilio Pérez Oñate - Julián Ruiz de Alegría


AÑO 1932 –

La Corporación no acude a los cultos en las iglesias

El año 1932 no fue el Ayuntamiento a Arrizala en dicho día. La Corporación Municipal no asiste a los cultos en las Iglesias en los días en los que ellos mismos habían acordado participar, por motivo de la prohibición superior citada y ser esta conmemoración tradicional en su mayor parte religiosa.

Debido a las imposiciones de las autoridades foráneas, escribe Larramendi que durante éste periodo de 1931 a 1936 el efecto religioso es al revés en Agurain que en numerosos lugares de los alrededores y fue manifiesta una mayor actividad eclesial.


ORIGEN DE LAS CARROZAS

La Sociedad “Juventud Vasca”, filial del Partido Nacionalista Vasco, interesada por la conservación de ésta y todas las tradiciones convenientes a la Villa, con la autorización del Ayuntamiento, organizó la celebración de los actos y en la forma de costumbre se dirigen a caballo a Arrizala.

Actuó de capellán el párroco, presididos por el hijo de la Villa e incansable investigador de las raíces de nuestro pueblo don Severiano de Letona y un grupo de vecinos en número idéntico a los que componen el Ayuntamiento, con la diferencia y novedad de que salvaterranos de todas las edades, predominando la juventud, en diferentes medios de locomoción y grupos de jóvenes con varias carrozas engalanadas con ramas y flores, se asociaron a los actos.

La asistencia de los fieles a la misa en la Iglesia de Arrizala llenó la parroquia y se abrieron las puertas, para que los numerosos romeros que quedaron fuera pudieran participar en ella.

Así se celebraron los actos de la visita a Arrizala hasta el año 1936.

Después de la guerra la Gestora municipal reinstauró la visita al barrio e Iglesia de Arrizala, pero había arraigado ya y se había hecho costumbre el acompañamiento de las carrozas, las que van mejorando sus atavíos, estilo y variación, estimulados en parte por los premios que el Ayuntamiento aporta en la actualidad.

Así fue el origen de la participación de las  carrozas, asociándose a la celebración de la visita a la aneja e iglesia de Arrizala.

Curas y seminaristas antes de una representación teatral, algunos curas de Agurain como Don Antonio Lafuente en el centro de la imagen.


MAYOR ACTIVIDAD CULTURAL

En el años 1931, con la proclamación de la Segunda República se abre una nueva etapa en la historia de la Agurain contemporánea. Tiempo de ilusiones, entre ellas la de mejorar las condiciones de vida de los habitantes tras una época de dictadura y también la de elevar el nivel educativo y cultural.

El teatro es una de las herramientas más eficaces para conseguir este objetivo: tiene el poder de llegar a todos mediante la palabra en acción, por un lado crea de nuevo el grupo de teatro del pueblo protagonizado por los jóvenes y que aunque con escasos recursos es admirable su entusiasmo y por otro lado el protagonismo de la mujer en muchas obras.


Grupo de mujeres de Agurain antes de una representación en época de la República
Salvatierra 1934 – Las niñas de la escuela


LA DANZA TRADICIONAL

En los años 30 del siglo XX se dio un impulso a la danza tradicional a través del BatzokiSe sabe que en el año 1931 había un grupo de danzas en Salvatierra, que bailó en la festividad de San Juan la espata-dantza. Sin embargo, tras la Guerra Civil en el año 1936 y con el comienzo de la dictadura franquista gran parte de la vida cultural es reprimida, y con ésta las manifestaciones folclóricas.


 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal