La Polla Records - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Polla Records

Música en Agurain > La Polla Records


Kepa RUIZ DE EGUINO

Uno de los primeros conciertos de la Polla Record en Agurain, Juana, Txarli Garin, Evaristo, Kepa, Jacinto Valmala, Alfredo, abajo Abel y Txus Uriarte.


Dedicatoria del libro de Evaristo

“Por los hijos, lo que sea”


“Dedico este libro a las monjas, a los frailes y a los maestros que me tocaron en suerte, sin cuya inestimable ayuda también hubiera aprendido a escribir y a ver que el sistema de vida occidental ¿¿no era redondo el mundo?? es una verdadera mierda.Y a mis viejos, porque me aguantaron de chaval (si a mí me sale un hijo así, lo mato).

Agradezco a mi padre, que un día que apareció en la tienda una de las monjas del colegio donde estuve de pequeño y le dijo de sopetón:- Pues tu hijo, cuando canta, quema una cruz en el escenario. Mi viejo sin pestañear le contestó:- Ah, no sé, yo a buenos colegios ya le mandé.

Y ya no le agradezco nada a nadie más.”


Foto de alumnos del Colegio del Corazón de María de Agurain, de allí salieron abogados, fotógrafos, como Joseba Olalde, banqueros, empresarios, aparejadores, obreros, panaderos, etc..y el gran Evaristo, cantante de la Polla Records, en el centro de la tercera fila.   En la foto de la derecha Evaristín con quince años en un foto-montaje que hice con Txarli para un Campeonato de Futbito de los años setenta y pico.



EL EVARISTO

Me parieron en Galicia, en una aldea de Tuy, muy cerca de Portugal. Para entonces mis padres vivían en Salvatierra, pero tenían la cabezonada, ya sabes de llevarme a nacer allí donde nacieron ellos. A los seis meses ya estaba en Salvatierra y el primer colegio donde estudié fue el colegio de la monjas en el que estuve hasta los diez años.

Yo era un alumno aplicado, mi padre solía decirme: “Aunque te llamen gallego tu no te preocupes, que ellos terminaran trabajando en fábricas y tú serás ingeniero”. Luego me metieron a un colegio de curas trinitarios de Algorta.

Evaristo, todavía un chaval, tumbado en el suelo vestido de blusa con la Cuadrilla Aguraindarrak en las Fiestas de Agurain de 1976.


En una entrevista contaba Evaristin: “Txarli y yo salíamos juntos en la típica cuadrilla de aldeanos, pero ya nos gustaba la música de Deep Purple, los Rolling…los discos que llegaban a la tienda del Zazpi, la única tienda del pueblo de discos y revistas. Luego empezamos a oír hablar de algo que se llamaba punk y que consistía en unos tíos que no sabían tocar, pero que hacían lo que les daba la gana y tenían muy mala hostia".

Eso nos animó compramos el disco de los “Pistolos” y en Sanjuanes, las fiestas de Agurain (entonces se llamaba Salvatierra) decidimos salir disfrazados de punks en un seiscientos. Luego empezamos a subir al monte con la cuadrilla, pero nosotros a fumar porros y a reunirnos con los instrumentos que teníamos por aquel entonces: guitarras españolas, txistus, tambores…y empezamos a repartir los puestos para formar el grupo. En el Garaje pasaba las horas imaginándome canciones. Me gasté todos los ahorros en material para el grupo.

Cuando Txarli salió de la mili contratamos la primera actuación que la gente del pueblo recuerda como la mejor, aunque no teníamos ni idea de tocar, pero que yo me solté como nunca, imagínate de repente te vuelves europeo.


Fernandito Murua, a la izquierda en una carroza a favor del eukera en las Fiestas de San Juan, con su cuadrilla.
Salvatierra. F.C., juveniles del año 1977, a la izquierda el rápido extremo Evaristin


El Evaristo decía en una entrevista que durante algún tiempo jugó en el Salvatierra juvenil de fútbol, donde le llamaban “El Escurridizo”, porque como era tan malo nunca le sacaban a jugar, no me daban ni botas, así que salía con zapatillas y en los entrenamientos me daban cada piña…Yo ya era un espectáculo en el Salvatierra. F.C. hasta me concedieron un trofeo a la deportividad en mi pueblo por bajar a todos los entrenamientos y no jugar ni un partido.



NACE EN AGURAIN LA POLLA RECKORDS

Actuación de la Polla Records, con Sumé, Fernandito, Flipas, Abel y Txarli.
Fernandito tocando la batería con la Banda de Música de Agurain en 1983, a 15º bajo cero, el año de la recuperación del Carnaval
Fernandito Murua, batería de la Polla, ensayando hace 30 años.
Abel Murua, bajo de la Polla - Bajo de la Polla y uno de los creadores de la Polla - casi 30 años separan estas fotos
Manolo García “El Sumé” guitarra de la Polla en los comienzos y 30 años después.


A MODO DE INTRO


Contaba Ametzaga en el libro Flores en la basura de Moso que un grupo de música es como una pequeña sociedad que refleja las inquietudes de su entorno. En las formaciones musicales se localizan no solamente las ansias de transmitir unas vivencias por medio del pentagrama, también convergen dosis de notoriedad, una cierta intención de escapar del barrio o del pueblo e incluso la posibilidad de acertar a la hora de llegar al público masivo y así conseguir la vida loca, despreocupada y que en cierta medida ayuda a alargar la juventud al máximo.


Teodorin Saez de Zerain Landazabal “Malegüin” bajo de la Polla durante la etapa en que Abel fué a la Mili
Txarli Garín en uno de los primeros conciertos de la Polla Record en el Polideportivo de Agurain.
Evaristin Páramos. “El Flipas” cantante y alma del grupo
Charli Garin jugando en el patatal del Torko con el Agurain Rugby Taldea

Año 1979 – Nace la Polla Records en Agurain

Los bares del Casco Viejo iban sustituyendo a las antiguas Salas de Fiestas como la Dana Ona, Doberman, etc.. bares como el Abuelo, Calígula, Capirote, La Guagua, etc…en Gasteiz, o el Aratz, El Muro, Zañartu en Agurain. Allí fue donde germinaría una nueva generación, la de finales de los setenta, la revolución punk en muchos pueblos de Euskal – Herria.

Pero fue en Agurain donde los ecos de aquella agitación llegaron con más fuerza, en la Vieja Villa fue donde en el año 1979 nació la Polla Reckords.


LA POLLA RECKORDS

El año 1983 fue un año muy importante para el rock en Alava por tres motivos en especial. El primer disco de la Polla Reckords, la maqueta de Hertzainak y el nacimiento de Cicatriz en la matriz.


Evaristin con la cuadrilla en la merienda de la Virgen, kuki, Markitos, Calderikas, etc..


El quinteto de Agurain estaba formado por Evaristín “Flipas”, Manolo “El Sumé”, Miguel Garin “Txarly”, Fernandito Murua, Abel Murua y la etapa en que Abel fué a la mili cubrio su puesta de Bajo,  Teodorín “Malegüin”.

Los primeros ensayos, los Pollos sacando ruido del nuevo material traído de Andorra.

La Polla Records – cuyo nombre se les atragantaba a los/as locutores/as – publicó con el sello navarro Soñua un disco pequeño con portada del dibujante Ernesto Murillo titulado “Y ahora qué??, Una de las canciones se convirtió en himno para los numerosos jóvenes que poblaban el casco Viejo.

El año 1984 es fundamental para el nuevo punk – rock alavés, se publican los primeros álbumes de la Polla Reckords y Hertzainak, surge la Euskadi Tropikal, nace grupos como Potato y los M-ak.

La cosa se estaba animando…demasiado, así se desprendía de las crónicas de los periódicos de la época: Peleas en los conciertos punk.

En el gran Bilbao en la Jaula ha habido broncas y peleas, los seguidores de R.I.P. y Cirrosis pusieron en tensión a la sala entre golpes, cascos rotos y caos continuo en Madrid, durante la actuación de la Polla también hubo peleas, recibiendo un botellazo en la cabeza el batería.

Los punkis de Baracaldo en un concierto, relataba el desolado cronista acabaron accidentados: “Al final sólo quedó el gato”:

Y hablando de gatos, quienes se lo llevaron al agua fueron sin duda los componentes de la Polla Reckords, prolíficos, constantes y siempre originales. La Polla ha sido el paradigma claro de ese espíritu punk mencionado por José Zabala:

“Nuestra primera actuación fue en Agurain – explicaba Evaristo, cantante, letrista y auténtico showman , cuando aún no habían grabado siquiera su single del debut…fue gente de todo tipo, todo dios iba a ver que hacen esos pelaos.

Tocamos un rock and roll y blues típico, y cuatro canciones locas en un acorde todo el rato; algunos tocaban tan mal que les pusimos el volumen a cero…Yo empecé a echarme cerveza por la cabeza,…había que hacer algo, no??, quedándonos con la gente de una forma bárbara, alucinaban, nunca habían visto nada igual en el pueblo…”.



La Polla Record, el conjunto más internacional que ha tenido Alava da sus primeras giras por Alemania, Mèxico, Argentina, Centro America, etc.. para entonces éste grupo que había vendido más de 50.000 copias de su primer disco, decide auto-editarse el tercero en su propio y efímero sello Txata Records.

Y aquellas cuatro canciones locas se convertían en más de un centenar de pequeñas bombas de odio escuchadas en todos los rincones de la península; canciones elementales duramente elaboradas en ensayos de mañana y tarde que desenmascaran con gracia trepidante ritmo la mentira del poder.

Aunque los de Agurain siempre han dibujado un retrato de la sociedad, también es verdad que sus caricaturas sangrientas rebosan desparpajo y salero, mucho humor de la calle y una salvaje ternura hacia los jubilados de la vida.

En sus temas ultra rápidos  y ultracortos late la conciencia de clase, así como el individualismo más escéptico y la crítica, y la autocrítica más feroz. “ Hay muchos punkis de postal que desvirtúan el rollo  - aseguraba Evaristo- Una vez vinieron unos a buscarnos para un recital, para coger pelas para sacar a un grupo de la cárcel. Estuvieron oyéndonos en el local cómo tocábamos y no nos llevaron porque no dábamos la imagen”.


Compusieron la música de “Akitxo” de Juanma Bajo Ulloa con Potato y Hertzainak y a lo largo de sus más de veinte años fueron el grupo más prolífico, los más estables sin ningún cambio en su formación hasta la muerte del siempre recordado Fernandito en el 2002.

Grabaron discos para dar y tomar como “Salve”, “Revolución”, “No somos nada”, “Donde se habla” “ Directo”, Los Jubilados”, “Ellos dicen mierda nosotros amén” , etc..etc..

Los periódicos en esos días escribían: Resulta chocante que en una provincia como Álava, donde el noventa por ciento de la población vive en la capital, que su grupo más conocido sea el de un pueblo, de menos de cuatro mil habitantes. Agurain, ellos eran La Polla.  

“Nosotros somos las flores en la basura – Una gota de veneno en tu maquinaria humana”, le cantaban los SEX PISTOLS a la reina británica en “God save the Queen” (1977). Ellos creían que no había futuro y lo supieron decir tan fuerte y con tanta repercusión que se ganaron un futuro bastante próspero.              



La Polla Récords: "Los ayuntamientos socialistas nos vetan"

El grupo vasco actúa mañana y el sábado en Barcelona

MIQUEL JURADO - Madrid - 09/03/1989  

La Polla Récords es uno de los grupos más veteranos del panorama rockero vasco y uno de los pocos que han sobrevivido del llamado rock radical sin haber alterado prácticamente sus planteamientos iniciales. La Polla Récords actuará en Barcelona, en Zeleste, mañana, viernes, y también en la noche del sábado. En ambas actuaciones el programa se completará con otro grupo vasco: Tijuana in Blue. "Los ayuntamientos del PSOE nos vetan", afirma Evaristo, cantante de La Polla Récords.

La última actuación de La Polla Récords en Barcelona fue en 1986, con motivo del festival Nicaragua rock, y el pasado año actuó en Cerdanyola: un pobre balance para un grupo con 10 años de historia, cinco elepés en la calle y una cincuentena de actuaciones por año. "Si no venimos más a menudo es sencillamente porque no nos llaman", explicó a este diario Evaristo, cantante del grupo.

"Actuamos con regularidad y sin problemas por toda la Península; por supuesto, más en el País Vasco, pero es lógico, porque somos de allí. Sólo estamos prohibidos por los ayuntamientos del PSOE. A raíz de un incidente en las fiestas de San Isidro madrileñas corrió una circular en la que se vetan nuestras actuaciones por ser un grupo conflictivo".


Foto de la Polla records de Jon Iraundegui
Foto de un concierto de la Polla con Evaristo de Jon Iraundegui


Los incidentes a los que hace referencia Evaristo ocurrieron en el Rockódromo madrileño durante una actuación del grupo, hace tres años. "Nos contrataron, pero no sabían dónde ubicarnos ni con quién hacernos tocar.

Finalmente nos pusieron con dos grupos heavys y fuertes medidas de seguridad. Con un montaje así, los incidentes eran previsibles. Nosotros no provocamos a nadie, sólo cantamos nuestras canciones e intentamos que la gente se lo pasase bien. El resultado fue que Barranco nos declaró personas no gratas".

Del rock radical vasco prefieren no hablar mucho. "Nunca ha existido; simplemente hubo una serie de grupos que en un momento decían cosas similares porque vivían una situación social similar.

Todos han ido desapareciendo, pero nosotros, como somos de pueblo, nos mantenemos juntos".



El 'rock' es más duro en el Norte

Decenas de grupos en Euskadi y Navarra hacen ritmos fuertes para mensajes, radicalizados

GABRIELA CAÑAS - Madrid - 01/06/1986

El descontento social de una parte de la población, el fuerte sentimiento nacionalista, el paro y otros factores han generado en Euskadi y en Navarra una forma de expresarse también distinta de la del resto; algunos le han puesto la etiqueta de rock radikal vasco. En euskera o en castellano, muchos jóvenes vascos cantan su rabia y su descontento. Dominan las maneras más salvajes del universo del rock, como el punk o el ska, para animar a la lucha armada, para hablar de amor o para rechazar el conformismo. Los críticos opinan que es fruto de un movimiento general, de una eclosión musical. Seguramente no pasa un solo día en el Norte que no haya un concierto, aunque pequeño, de rock.
El 'rock' es más duro en el Norte.

Camino de Santurce, desde Bilbao, por la margen izquierda, el paisaje lo conforman chimeneas, grúas, humo negro y atascos circulatorios. Si la dirección del viento es favorable, te entra por las fosas nasales un ligero olor a matarratas de una fábrica cercana.
  
Las pintadas (Gora ETA, OTAN ez) completan este incomparable e inquietante marco. Oskar Amézaga es un editor discográfico de la zona y ha puesto en el radiocasete del coche una cinta de Eskorbuto. Por los altavoces se oye al cantante: "Todos contra todos. / ¿De qué os sirven manifestaciones? / ¿Dé qué os sirven huelgas generales? / ¿De qué nos sirven? / No sirven..." Oskar ha escogido a conciencia el camino: "¿Te das cuenta? Por aquí no te puedes poner a cantar a las flores. Por aquí, la gente hace música punk".

Por allí, en el País Vasco y Navarra, se hace mucho punk, aunque no es este estilo el exclusivo. Según el crítico musical de El Diario Vasco, Iñalki Zaratiegui, se está viviendo en el Norte una auténtica eclosión musical.

Hay bandas para todos los gustos. Unos hacen reggae; otros, rock and roll; otros, punk; otros, ska, y otros, rockabilly. Una parte importante de todos ellos pertenece a un movimiento que se ha dado en Ilamar rock radikal vasco. La represión policial, la lucha armada, los presos de ETA, el sentimiento de ocupación, a ritmo de rock duro, y, muchas veces, en la lengua vernácula: el euskera.

Sucio progreso, ¡Tortura, no!, Euskal polizia, No hay libertad de expresión son algunos títulos de un long-play reciente que recoge temas de seis grupos. El título, del disco es ¡Condenados a luchar! Los grupos, Danba, Bap!!, Ultimatum, M.C.D., Porkeria T y Zer Bizio? "La policía estará encantada", dice Rockan, el cantante de M.C.D., "porque es cierto que muchos han cogido la guitarra en vez de la metralleta", y, Rockan, obrero en Altos Hornos de Vizcaya, que se había prometido a sí mismo no hablar de política, no puede reprimir un ligero comentario sobre el sentimiento de ocupación, sobre el terrorismo de Estado. "M.C.D. podrían ser las iniciales de Mínimo Común Denominador y de otras muchas cosas", explica, pero sí, son las iniciales de Me Cago en Dios".

Según Roberto, el cantante de Zarama (la traducción al castellano es Basura), es la ley de la calle la que se impone. "Aquí no puede haber sitios posmodernos como en Madrid, porque de camino te tropiezas con la pasma (policía) o con alguna, movida siempre violenta", dice Roberto, que vive en Bilbao y siempre canta en euskera como "margen de virginidad anal".

Los grupos más populares de este rock combativo son Barricada, Hertzainak, La Polla Records y Kortatu. "Eso del rock radikal es una etiqueta, un invento", dice Quique, de Hertzainak, que luego admite que sí, que hay un denominador común entre muchos grupos vascos, que reside en unas letras combativas que nunca compondría una banda de rock de Valladolid, pongamos por caso. "Lo único que pasa es que somos más vascos que la hostia", dice orgullosamente El Gari, cantante de Hertzainak.

Hertzainak nació hace cinco años "sin ningún tipo de pretensiones", según sus componentes, acogiéndose a la filosoria punk que defiende que cualquiera puede hacer música. Son de Vitoria, ensayan a diario, actúan al menos una vez por semana y hacen, según ellos, simplemente rock and roll. "¿Quien no ama la libertad aunque / le reviente entre las manos? / No puedo mirarte, es demasiado, / el cadáver gritando sin parar, / guerra al Estado, guerra siempre,/ hasta que nos dejen en paz", cantaban en euskera en su primer disco.

"Lo del rock radikal vasco es un cuento, una tontería", dice Fermín, el cantante de Kortatu, quizá el grupo más abertzale de todos. La novia de Fermín es de Pamplona, y allí están ambos, en la calle de la Calderería, en pleno casco viejo, viendo cómo un montón de gente tira un muro.

Fermín conoce la historia. "Ya lo han tirado más veces, porque dicen que en esa plaza se pueden hacer conciertos, pero el Ayuntamiento pasa y vuelve a levantar el muro". Al final, como los medievales ante las puertas de los castillos, con un tronco grande, la gente consigue tumbar el muro. Gente joven, variopinta. En Calderería se han dado cita algunos de los que por la mañana hicieron en bicicleta una marcha ecologista en favor de las Bardenas.

'Martxa eta borroka'

También están algunos de los que participaron por la tarde en el concierto de Refugiados, un grupo de rockabilly que ha quedado finalista en el concurso organizado por el Gobierno de Navarra -42 grupos se presentaron-. Fermín se ha encontrado con algunos colegas, como Jinimi, del grupo Tijuana in Blue, o Kutxa, de Ultimatum. Finalmente, también se ha dado cita allí la Policía Nacional. Es la hora de cenar, pero no hay forma de salir del bar donde se han refugiado. En las pantallas del vídeo hay una actuación reciente de Barricada y afuera recorren las calles las pelotas de goma.

Kortatu es, para muchos, no sólo una banda musical; es también una bandera. Rara vez sus canciones se desvían del problema vasco. Uno de sus últimos temas es muy comentado, porque se llama Sarri, Sarri, y está dedicada a José Ángel Sarrionaindía, uno de los etarras que se fugaron de la cárcel de Martutene, al parecer, escondido en un bafle del cantautor Imanol. Cuando a Fermín se le comenta la enorme cantidad de grupos de rock que están funcionando, se alegra: "Cuantos más seamos, mejor; más poder tendremos".

A Jimmi tampoco le gusta la etiqueta de rock radikal vasco, "aunque es verdad que hacemos rock, que somos radicales y que somos vascos". Dicen que la tal etiqueta empezó a utilizarse a raíz de un festival celebrado en Tudela en el otoño de 1984. Actuaban Eskorbuto, Basura, RIP, Barricada, Zarama, La Polla Records y Hertzainak.

Después fue la coalición política Herri Batasuna la que dio un nuevo impulso al movimiento, organizando pequeños conciertos, hasta llegar a un festival monstruo realizado en abril de 1985. Actuaron, Hertzainak, La Polla Records, Kortatu, Jotalie, Ruper Ordorica, Altos Hornos de Vizcaya y Pilindrajos. Herri Batasuna dio cancha a estos grupos a través de su campaña Martxa eta borroka (Alegría y combate). "Hicimos festivales y seguiremos haciéndolos", dice Milkelón, animador cultural de Herri Batasuna, "porque se trata de una cuestión cultural que hay que apoyar. Es un movimiento popular muy amplio, en el que coinciden el antinuclear, la reivindicación del euskera y muchas cosas más".


Un buen día Evaristo decidió salir por las calles de la Vieja Salvatierra con sus mejores galas, en Agurain, la gente “flipaba” - foto de Jaso Ruiz de Alegría

Todo hace sospechar que, sin Herri Batasuna, el rock radikal vasco no existiría. Sólo el diario Egin, de ideología próxima a la coalición política, ofrece puntualmente, todos los viernes, críticas musicales y calendarios de actuaciones del rock vasco. Los grupos, los protagonistas, por su parte, se desmarcan también con frecuencia de etiquetas políticas. El más radical a este respecto quizá sea el grupo de Santurce Eskorbuto. "El rock radikal está de moda", dice Josu. "Muchos grupos se han apuntado a esto, y escucharles da vengüenza ajena. Todos están con Herri Batasuna. A nosotros nos va mal por ser como somos". "Actuamos más fuera que dentro", añade Jualma. Oskar, su editor discográco, comenta después que Eskorbuto está mal visto. Viajaban a Madrid con sus canciones en busca de casa discográfica -hace de esto unos años-, y la policía los detuvo durante 48 horas a causa de lo . subversivo" de sus letras. Los de Eskorbuto no se sintieron arropados por los suyos, y poco después lanzaron una canción titulada A la mierda el País Vasco.

Reservas con HB

"Tengo mis reservas con HB", dice Evaristo, de La Polla Records, en una entrevista publicada por Punto y Hora, próxima a la coalición abertzale", pero me parece que es una gente con la que se puede hablar, y en un proyecto de sociedad o no sociedad se podría discutir con ellos; con todos los demás, no. En este grupo hay diferentes posturas; hay quien es abertzale y hay quien se cree anarquista o algo parecido".

En esta entrevista, La Polla Records da su versión de los incidentes en su actuación en las fiestas de San Isidro. Tanto Herri Batasuna como Egin y los grupos de rock han cerrado filas en torno a La Polla Records. Todos opinan que sólo los servicios de orden fueron los provocadores de los incidentes y que la Prensa madrileña, y en especial EL PAÍS, manipuló la información. "Los habéis hecho polvo", dice Mikelón. "Ahora, ningún Ayuntamiento va a querer contratarlos. Nunca ha habido aquí problemas en sus conciertos. Estas son las cosas que conseguís, en Madrid; que todos nos unamos como una piña".


BIBLIOGRAFIA:
Elena López Aguirre – Del txistu al telecaster – crónica del rock vasco.
Roberto Moso – Flores en la basura
Kepa Ruiz de Eguino – Bandas de Música de Agurain.

Fotos:

Jaso Ruiz de Alegría
Jon Iraundegui
Kepa Ruiz de Eguino


 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal