La Engomadora Moderna - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Engomadora Moderna

Fábricas Desaparecidas > La Engomadora Moderna

FABRICA DE COLAS DE PEGAR DE AGURAIN
LA ENGOMADORA MODERNA


Kepa RUIZ DE EGUINO

Fábrica de colas “la Engomadora Moderna” de Agurain


LA ENGOMADORA MODERNA (fábrica de colas)

Esta fábrica estaba situada junto al molino de San Martín, justo encima de donde se encontraba antiguamente la presa para el molino, lo que actualmente es el aparcamiento de la carretera de Zuazo, junto a la antigua Nacional I. Esta empresa provenía de la localidad guipuzcoana de Tolosa.


LA FABRICACION DE LA COLA PARA PEGAR

Para la fabricación de cola, en la antigua fabrica de colas, se usaban huesos de animales, además de tendones, cartílagos, ligamentos e incluso la piel de algunos animales. Lo que nosotros llamamos cola de pegar no existe como tal en el cuerpo de los animales sino que se origina de la llamada sustancia gelatígena, contenida en algunas partes ya mencionadas de éstos.

Primero se desengrasaba los huesos de los animales mediante una fuerte cocción y después se ponía en ácido, que extraía la cal, el peor enemigo de la cola, dejando solo los cartílagos. Después se elimina el ácido por loción y se cuece en las calderas preparadas al efecto tal y como sigue:

La cocción de cartílagos, huesos, etc.. se realiza en unas calderas de cobre y hierros superpuestas con fondo convexo, provistas de pequeños orificios que impiden que se inflame la materia gelatígena, así como que se obstruya.


Máquina trituradora de huesos para hacer la cola

Tras una cocción prolongada con agua o vapor de ella, se forma un liquido que parece blanco mientras está todavía caliente, pero al enfriarse se forma una gelatina elástica y muy movible, tras separar todo el agua resulta una masa seca, brillante, elástica en pequeños trozos y frágil en los grandes.

A ésta masa se le llama gelatina, cuando es incolora y cola cuando tiene un color variable, desde el amarillo hasta el pardo debido a la mayor o menor cantidad de impurezas que contenga.

La venta de la cola de pega, la cola para carpinteros, etc..se realizaba por todo el estado.



CURTIDO DE PIELES Y FABRICACION DE COLAS

El  estudio del curtido de las pieles tan tradicional en nuestra Villa nos conduce de un modo tan natural a la fabricación de la cola. Se puede ver su preparación de un modo sencillo e interesante.

No hay más que tomar en una tenería  una piel de animal, bien preparada, de buey o vaca vieja, que, si es posible, no haya sido sometida a la acción de la cal, pues esta sustancia es uno de los mayores enemigos ocultos de la cola; cortar dicha piel en pequeñas porciones y cocer éstas con agua al “baño María” ó de vapor, con sólo lo cual se verá en corto periodo de tiempo transformada en una hermosa cola clara la mayor parte de la materia que formaba la piel. Pero las fábricas no podían operar con tanto lujo, sino que tenía aprovechar para su objeto toda clase desperdicios, tendones, ligamentos, intestinos, etc.., que se suministran en las carnicerías y mataderos. También entran en este grupo de primeras materias las recortaduras de pieles de conejo, perro y de liebre que se desperdician en las sombrererías, las cuales nos dan, sin embargo, más que una cola inferior, también llamada de pergamino.

Como se comprende; todas estas sustancias entran con gran facilidad en putrefacción, y, por tanto, hay que someterlas a ciertas operaciones preservadoras cuando no pueden sufrir inmediatamente la elaboración a que se destinan; pero a pesar de todo, las fábricas de colas como la de Agurain se dejaban reconocer desde lejos, sin letreros que se anuncien.

Lo primero que se hacía con los citados materiales en la fábrica de colas, era sumergirlos en una débil lechada de cal; cuando se habían impregnado suficientemente de ésta, se lavaban repetidas veces, y con agua abundante, con objeto de eliminar en lo posible la cal adherida , y se extendía después sobre terrazas de piedra ó bien encima de bandejas de mimbre, fabricadas en la cestería de Agurain; revolviendo la masa con frecuencia. Bajo la influencia del aire se transformaba la cal vivaque pudiera todavía haber quedado interpuesta, en carbonato cálcico, que ya no tenía acción perjudicial sobre la cola.

Antes de entrar más de lleno en la fabricación de este producto, debemos anticipar algunas ideas acerca de la naturaleza química de las sustancias que lo forman. Lo que nosotros llamamos cola no existe, como hemos mencionado al principio de éste estudio, como tal en el cuerpo de los animales, sino que se origina de la llamada sustancia gelatígena (contenida en la piel, tendones, y en general, en toda clase de ligamentos, cartílagos y huesos) por la cocción prolongada con agua o vapor de ella.

De tal modo se forma siempre un líquido, que parece claro mientras está todavía caliente, pero que al enfriarse se concreta en una gelatina elástica y muy movible: separando todo el agua, resulta una masa seca, dura, brillante, elástica en pequeños trozos y frágil en los grandes. Esta masa es la que se llama generalmente gelatina, cuando es incolora, y cola cuando tiene un color variable, desde el amarillo  al pardo, debido a la presencia de mayor o menor cantidad de impurezas.. Los químicos hacen, sin embargo, todavía una distinción entre los diferentes tejidos gelatígenos, y también entre los productos obtenidos de ellos por la cocción del agua; así llaman materia condrógena a la existente en los cartílagos, y que origina la llamada condrina, y materia gelatígena propiamente dicha, ú oseína, a la existente en los huesos, y que da, en las condiciones ya citada, la llamada gelatina.

Los productos comerciales son, por lo común, mezclas de ambas clases de cola, y parece también que, según los tratamientos a que se someten, ase originan ciertos estados de transición, poco conocidos todavía, por intermedio de los cuales puede transformarse sucesivamente en gelatina la condrina.



COCCION DE LA COLA

La cocción se practicaba, por lo general, en un aparato que consistía esencialmente en una caldera de cobre ó hierro con un fondo convexo por la parte interior y otro encima, provisto de pequeños orificios, que impedían que se inflamara la materia gelatígena, así como que se obstruyera la llave de salida del líquido situada entre ambos. Se llenaba la caldera con agua y primeras materias, de tal modo que estas últimas formaran un montón saliente del líquido; durante el curso de la cocción el montón iba descendiendo gradualmente, hasta que quedaba sumergido por completo.
 
Entre tanto se agitaba la masa de tiempo en tiempo, haciéndola pasar de abajo a arriba, y viceversa, sin suspender la ebullición. Se podía comenzar desde un principio con toda la cantidad de agua necesaria para la extracción; es decir; se cocía primero la masa con poco agua, se extraía un primer producto que proporcionaba la mejor clase de cola, y luego se iba añadiendo nueva cantidad de agua, obteniendo otra clase inferior.

Cuanto más tiempo duraba la cocción de la masa, tanto más perdía la cola de su poder aglutinante: de aquí que se hicieran pruebas frecuentes con el líquido, dejándolo enfriar, y cuando por el enfriamiento se convertía en una masa gelatigenosa tenaz, se separaba el fuego, se dejaba algún tiempo en reposo el contenido de la caldera, y por último se vertía en los moldes.

En el aparato que se representa en el dibujo existe otra caldera, situada debajo de la primera, que estaba rodeada de agua caliente, y donde el líquido procedente de aquella podía permanecer todavía fluido un par de horas y ser clarificado.

La vasija, representada en la parte más alta, tenía por objeto aprovechar el calor que se perdía del hogar para calentar agua que tener disponible en cualquier momento.

Las primeras materias, ya casi agotadas por dos o tres cocciones, daban todavía para una nueva decocción, se trataba de una cola líquida débil, que podía emplearse directamente; esta cola líquida se solía usar, en vez del agua, para un nuevo tratamiento, ó bien se le podía dar la consistencia necesaria disolviendo en ella las porciones de cola sólida que quedaban como residuo en los moldes.


Año 1940, locales donde se estableció la fábrica de colas


En las fábricas modernas de cola, donde se utilizan para esta industria abundantes despojos de sus grandes mataderos, no están ya en uso las calderas abiertas, sino exclusivamente calderas cerradas, con lo cual, no sólo disminuye el tiempo de cocción, sino que se evita también el perjuicio que proporcionan a la vecindad los vapores mal olientes que se desprendían de las primeras.

LOS MALOS OLORES


En el Archivo de Agurain hemos encontrado varias cartas dirigidas al Ayuntamiento con quejas sobre los malos olores y ruidos que producía ésta empresa en una de ellas dice así:

4-8-1953

 "Los que suscriben vecinos de la villa de Salvatierra de Alava y habitantes de la casa nº 3 de la Calle Carretera de Zuazo, tienen el honor de exponer:

  Que pegante a la planta baja y por la parte Oeste de la casa que habitan, se halla instalada una industria la "ENGOMADORA MODERNA", la cual funciona día y noche, haciendo imposible el descanso nocturno por los grandes ruidos que son producidos por el molino de huesos y los biombos que hacen trepitar enormemente hasta los bastidores de las ventanas, cosa que no estamos dispuestos a tolerar por más tiempo, además de los malos olores que la misma despide, siendo esto muy insano para la salud de los habitantes próximos a la mentada fábrica.

  Lo que ponemos en conocimientote Vds. A fin de que tome las medidas oportunas sobre el particular, e interese de la empresa mencionada, que a partir de esta fecha, se abstenga de hacer ruido alguno durante la noche y que proceda al desagüe y a la disipación de los malos olores que se producen. Firman Juan Barreno, Nemesio Villaverde, Felisa Jiménez y Ambrosio Larrea.


Salvatierra a 4 de Agosto de 1953


Mujeres de Agurain paseando junto a la fábrica de colas


RESUMEN DE UNA DE SUS PATENTES CUANDO SE REUBICABA CON POSTERIORIDAD EN TOLOSA

Título: BANDA DE PAPEL ENGOMADO REFORZADO CON FILAMENTOS

Resumen: Banda de papel engomado reforzado con filamentos, caracterizada porque contra la cara engomada y opcionalmente contra la otra, lleva incorporados unos filamentos agrupados de dos en dos, tendidos longitudinalmente a la banda de papel, de forma tal que presentando los filamentos aplicación sobre una linea sinuosidal, dentro de cada par, una sinusoide va desplazada, de la del otro filamento media onda, montando uno sobre otro en el punto medio de la amplitud de dicho sinusoide y, porque estando separado un par de otro a distancia predeterminada, faculta el cortado por esta separación en bandas de anchura potestativa.

Solicitante: LA ENGOMADORA MODERNA, S. A.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal