Fabrica Curtidos de Salvatierra (I) - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Fabrica Curtidos de Salvatierra (I)

Fábricas Desaparecidas > Fabrica Curtidos de Salvatierra

FÁBRICA DE CURTIDOS DE PIELES

JULIÁN LÓPEZ DE HEREDIA


Kepa RUIZ DE EGUINO


Propaganda de la fábrica de curtidos a la dcha. foto de autoridades de Agurain en los jardines de la Casa de Sese, de izq a dcha. Don Alejo Sese, Garagalza, Julián López de Heredia, y a la dcha. el secretario Fortunato Grandes.


JULIAN LOPEZ DE HEREDIA

Junto a las Eras de San Juan, o Barrio de Arramel, los vecinos de Agurain que se dedicaban fundamentalmente a la agricultura fueron dejando paso paulativamente a otro tipo de actividades más vinculadas a la industria y, posteriormente los servicios. En éste barrio se instaló en 1908 la central eléctrica, un edificio de piedra que hasta hace pocos años podía verse, rodeado de modernos edificios de viviendas, en el que funcionó un grupo mixto que proveía de electricidad a las inmediaciones.

Electra de Salvatierra, S.A.,


LOS RECURSOS ENEGETICOS

El motor de vapor gas tuvo escasa implantación en la industria alavesa, aunque existieron casos aislados y no sólo en la capital. Así en Agurain, funcionaba una sencilla fabrica eléctrica con motor de “gas pobre” en 1908, en la Calle Zumalburu, origen de la futura Electra de Salvatierra, S.A., esta central eléctrica se trata de una construcción muy sencilla, de planta rectangular y una sola altura. En su arquitectura, escribe Ainara Martínez Matía, Directora de Historia del Arte, en su artículo sobre la Salvatierra Industrial, encontramos una fuerte vinculación doméstica: sus muros son de aparejo de sillería, con una sucesión de ventanas en arco escarzano, originalmente recercadas de ladrillo a cara vista. Su techumbre es a cuatro aguas, sobre caballetes de madera, lo que refuerza su aspecto doméstico y tradicional, algo muy propio de las pequeñas instalaciones industriales sin pretensiones de crear una imagen de empresa.

Se trataba de  unidad de producción mixta que combinaba la fuerza obtenida en el salto de Contrasta con la procedente de un motor Diesel desde 1913.
               

A partir de los años 1910-20 el movimiento de electrificación y creación de pequeñas centrales se intensifica. Son muchos y de muy variado signo los establecimientos que se construyen o se reforman para obtener corriente, aunque en general tengan poca potencia y sus destinos se hallen más ligados a la iluminación que al servicio industrial.
   
De ellos, hoy prácticamente desmantelados, restan las más de las veces sus edificios o parte de la infraestructuras de conducción de aguas y muy raramente la maquinaria. Así, la Electra de Salvatierra, S.A. que había nacido como termoeléctrica, se convierte a partir de 1913 en central de reserva de la verdadera unidad de producción: la central de Contrasta, que aprovecha las aguas de tres manantiales obteniendo un salto de 73 metros para accionar las dos turbinas Voith de eje horizontal.


 

En las décadas siguientes fueron surgiendo otras fábricas, como la Panadería Salvaterrana, de 1924, una serrería mecánica en 1933, y la fábrica de Curtidos de Julián López de Heredia levantada en 1938, una de las mas importantes de la Villa. Esta empresa constituyó un hito fundamental para la arquitectura industrial de Araba.

Si por algo es importante esta fábrica en lo arquitectónico, es por mantener la imagen propia de la industria que hoy ya tenemos que llamar antigua: una chimenea de ladrillo que se convierte, sin prentenderlo, en su hito más representativo, y la sucesión de cubiertas en diente de sierra, “el shed”, a la sazón uno de los más antiguos de la industrial alavesa, se trata de la última de las curtidurías alavesas en funcionamiento, cuyo edificio sigue en pie, testimonio de una época concreta de la industrialización de la provincia de Álava.



CURTIDOS SALVATIERRA, s.a.l.

Curtidos Salvatierra era una empresa dedicada al curtido de pieles de ovino para prendas de confección, Esta empresa inicia su actividad en 1995 con una plantilla de 35 socios, tras el cierre de la antigua empresa del sector Julián López de Heredia, los trabajadores y tras superar las dificultades del primer año, vieron incrementar tanto su posición en el mercado como su plantilla, compuesta hasta por 50 personas entre sus empleados.

Con una implantación nacional e internacional, Curtidos Salvatierra estaba fuertemente especializada en ofrecer acabados especiales y distintos, como el característico “Goxua” (que significa dulce) en referencia a suave tacto de estas piezas una vez curtidas. Una amplia gama de colores y efectos metalizados y estampados, son otro de los pilares  sobre los que se asienta la buena marcha de esta empresa, que destina el 25% de su producción a la exportación.

Para ello, esta fábrica de curtidos combinaba sabiamente la tecnología punta con el humano, el único que puede aportar sensibilidad a los acabados. El resultado era un producto que no compite por precio en los mercados internacionales sino por la calidad, y que se veía respaldado por la seriedad y la profesionalidad de una empresa que había contado con una dilatada experiencia de sus responsables en el sector.


Operarios de curtidos Heredia “abriendo botos


EL CURTIDO DE LAS PIELES

Uno de los oficios más antiguos de la humanidad es del curtido de las pieles de los animales.

Tuvo su origen cuando el hombre primitivo se dio cuenta de que los animales daban además de alimento, prendas de abrigo para protegerse de las inclemencias del tiempo.

Pronto se dieron cuenta que si no se aplicaba ningún tratamiento, las pieles de los animales empezaba a deteriorarse con rapidez a pudrirse y a desprender malos olores. Así que los nuestros antepasados encontraron formas de detener este proceso natural para evitar que sus pieles se volvieran inservibles.

Lo primero que vio el hombre primitivo que la piel que permanecía unos días expuesta al sol se volvía terso y duro, pero se libraba de ese olor desagradable. Una de las mejoras fue el curtido al humo. Las pieles que se utilizaban como material de construcción para tiendas y cabañas. El humo del hogar conservaba o curtía el cuero e incrementaba su resistencia a los elementos. Hoy en día en algunas regiones del mundo sigue siendo popular éste método.


Centol en la entrada al túnel de sulfuro de Curtidos Heredia


PROCESOS DEL CURTIDO

El curtido es el proceso de convertir la piel putrescible en cuero imputrescible, normalmente con tanino, un compuesto químico ácido que evita la descomposición y menudo da color.

Las etapas del curtido son:

Preparación – Curtido y otros tratamientos químicos – Secado y terminación de la superficie.

Luego de ser sacrificados los animales, la preparación de las pieles comienza curándolas con sal por el lado de la carne con lo que se evita la putrefacción y se logra una razonable conservación, es decir, una conservación adecuada para los procesos y usos posteriores a que será sometido el cuero. Esto puede hacerse con sal húmeda, salando fuertemente las pieles y presándolas en paquetes durante unos 30 días, o bien con salmuera, agitando las pieles en un baño salado durante unas 16 horas.

Las pieles se mojan luego en agua limpia para eliminar la sal y en una solución de cal y agua para ablandar el pelo.

Comienza entonces una etapa denominada de ribera, en dicha etapa el cuero es preparado para ser curtido y en ella es limpiado y acondicionado asegurándole un correcto grado de humedad.

La etapa de ribera comprende aquellos procesos que permiten la eliminación del pelo o lana de la piel. Es la etapa que presenta el mayor consumo de agua y su efluente presenta un elevado PH. Devuelve el estado húmedo inicial a aquellas pieles que se conservaron antes de ser llevadas a la curtiembre; también permite la limpieza y desinfección de éstas antes de comenzar el proceso de pelambre. Este proceso emplea sulfuro de sodio y cal para eliminar la epidermis de la piel además del pelo que la recubre.


Descarnando en la máquina descarnadora de Julián Heredia


Antes de comenzar con el curtido se procede al descarne, donde se separan las grasas y carnazas todavía unidas a la parte interna de la piel. En la etapa anterior de ribera hay también una serie de pasos intermedios, que son:

1º - Recorte –Proceso que se realiza cuando las pieles animales llegan a la curtiembre, en donde se procede al recorte de partes correspondientes al cuello, la cola y las extremidades.


Lanchino apilando o plegando pieles en la antigua Julián Heredia


2º - Remojo – Proceso de rehidratar la piel, eliminación de la sal y otros elementos como la sangre, excretas y suciedad en general. Durante esta operación se emplean grandes volúmenes de agua que arrastran consigo tierra, cloruros y materia orgánica, así como sangre y estiércol. Entre los compuestos químicos que se emplean están el hidróxido de sodio, el hipoclorito de sodio, los agentes tenso activos y las preparaciones enzimáticas.

3º - Pelambre – Proceso a través del cual se disuelve el pelo utilizando cal y sulfuro de sodio, produciéndose además, al interior del cuero, el desdoblamiento de fibras a fibrillas, que prepara el cuero para la posterior curtición. Este proceso emplea un gran volumen de agua y la descarga de sus efluentes representa el mayor aporte de carga orgánica.
Además de la presencia de sulfuro y cal, el efluente tiene un elevado pH.

4º - Desencalado – Proceso donde se lava la piel para remover la cal y el sulfuro, para evitar posibles interferencias en las etapas posteriores del curtido y en el que se emplean volúmenes considerables de agua. Entre los compuestos químicos que se emplean están los ácidos orgánicos tamponados (sulfúrico, clorhídrico, láctico, fórmico, bórico y mezclas), las sales de amonio, el bisulfito de sodio, el peróxido de hidrógeno, azúcares y melazas, e inclusive ácido sulfoftálico.

5º - Descarnado – Proceso que consiste en la eliminación mecánica de la grasa natural, y del tejido conjuntivo, esencial en las operaciones secuenciales posteriores hasta el curtido, estos residuos presentan gran porcentaje de humedad.

6º - Desengrase – Proceso que produce una descarga líquida que contiene materia orgánica, solventes y agentes tenso activos. Entre los solventes utilizados están el kerosene, el monoclorobenceno y el percloroetileno, éste último para pieles de oveja después de curtidas.


Transporte de la lana en la fábrica de curtidos de Agurain


CURTIDO

El curtido puede ser realizado con métodos vegetales o minerales. Antes del curtido las pieles se limpian de pelos, grasa y sal y se remojan en agua por un periodo de 6 horas a 2 días. Para prevenir el daño de las pieles por crecimiento bacteriano durante éste periodo, se usan biocidas como el pentaclorofenol.

El curtido vegetal usa tanino (de donde procede el término “tenería”). El tanino se produce naturalmente en la corteza de algunos árboles, siendo los más usados en la actualidad los de castaño, roble, cerezo, etc...Las pieles se estiran sobre marcos y se sumergen durante varias semanas en cubas con concentraciones crecientes de tanino. La piel curtida vegetalmente es flexible y se usa para maletas y muebles.


Salida de lana en Curtidos Heredia


El curtido mineral suele usar cromo. En bruto, las pieles curtidas con cromo son azules. El curtido mineral es más rápido que el vegetal (menos de un día es necesario para el proceso) y produce un cuero extensible que es excelente para la fabricación de bolsos y prendas de vestir.

Dependiendo de la finalidad deseada, la piel puede ser encerada, enrollada, lubricada, inyectada con aceite, cortada, afeitada y por supuesto, teñida. El ante, nubuc, etc.. se terminan quitando el pelo del cuero enrollándo con una superficie áspera.


Fulgencio Sánchez, ablandando o paleteando las pieles.


SECADO

Los cueros, una vez curtidos, son desaguados y retenidos para eliminar el exceso de humedad, además son estirados y preparados para luego secarlos. El proceso final incluye el tratamiento mecánico del lado denominado “flor” y el descarne, seguido de la pliación de las capas de terminación.
                       

Al llegar a éste punto, el cuero se halla impregnado en agua, que fue el vehículo de todas las operaciones anteriores, por lo que pesa el triple de lo que pesa estando seco y dicho secado consiste en evaporar gran parte del agua que contiene hasta reducir su contenido.

Antiguamente para secar las pieles para secar se las colgaba al aire libre y se necesitaba acelerar el proceso por motivos de condiciones ambientales demasiado húmedas, se utilizaba aire caliente en diversos tipos de secadero.

El secado está considerada como una operación simple, tanto al aire como en máquina y aparentemente no influiría en las características del cuero terminado, pero esto no es así. El secado es algo más que la simple eliminación de la humedad para permitir la utilización práctica del cuero, pues también contribuye a la producción de las reacciones químicas que intervienen en la fabricación del cuero, por lo que constituye uno de los pasos más importantes en la calidad del cuero.


Durante la operación de secado y dependiendo del tipo de sistema que se utilice se producen migraciones de diversos productos, formación de enlaces, modificación del punto isoeléctrico, etc..., es decir que ocurren diversas modificaciones importantes.


Escurriendo las pieles en Curtidos Heredia


La temperatura no es más que una sensación térmica producida por el cambio de calor entre dos sistemas . Esto es lo que ocurre en el secado de los cueros, o sea, un sistema para que cambie calor con el cuero produciendo la evaporación del agua. Si la temperatura produjese el efecto de evaporar el agua del cuero, la operación del secado sería muy simple pues bastaría con controlar la temperatura con un termómetro y estaríamos secando correctamente. Pero sabemos que el cuero es el resultado del entrelazamiento de millares de grupos de fibras que tanto en su interior como en el exterior tienen agua por lo tanto es fácil imaginar que algo irá a ocurrir cuando evaporemos el agua.

Evaporando el agua superficial se sucederá una acomodación en los grupos de fibras en el espacio dejado por el agua.

Evaporando el agua de los capilares ocurrirá una retracción fibrilar resultando un cuero rígido en ciertas áreas.



Hay diversos tipos de secados, aunque el mejor es al aire ya que no exige para nada a la piel , el cuero llega al equilibrio final en forma lenta. La desventaja es que lleva un tiempo mayor y que se requiere de grandes espacios al aire libre con techo. Se debe procurar que la luz del sol no toque directamente los cueros porque se podrían oxidar los taninos. También existen los túneles de secado, secaderos de pinzas, secar el cuero adherido a una placa con aplicación de calor, etc...

Las chicas clavando o pinzando las pieles


La terminación consiste en anilinas o pigmentos que son aplicado por pistola o rodillo.

Rebajando la pieles en Curtidos Heredia


Más tarde distintas capas pueden ser aplicadas con solventes orgánicos como capas de superficie.

Pigmentando las pieles en Curtidos Heredia de Agurain
Diego Andrada abrillantando las pieles en Curtidos Heredia
Proceso de planchado de las pieles en Curtidos Heredia
Varios acabados de las pieles en Curtidos Heredia

Fotos y Textos:

Patxi Urbina
Kepa Ruiz de Eguino




SEGUIR A PARTE II  >>>>>>>>>>>>>

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal