Ermita de San Martín - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Ermita de San Martín

Ermitas y Romerias
Dibujo a plumilla del interior de San Martín de Agurainde J.M. Arrizabalaga

ERMITA de SAN MARTIN


Indudablemente esta seria la más antigua o de las más antiguas de las ermitas o iglesias de  Agurain - Salvatierra y tenemos por cierto que de ella tomaron el nombre, tanto la Calle de San Martín, más tarde de Don Marcos Sagasti, como las Eras del mismo nombre.

Estaba en lo que es hoy es parte de la Alhóndiga en la Casa Consistorial, donde el Ayuntamiento oía la Misa del Espiritu Santo antes de las sesiones.


Dibujo del Ayuntamiento de Agurain de Andoni Cortazar


Era patrono de la Villa, San Martín, cuya efigie estaba, el 3 de Julio de 1590 en dicho sitio (y así lo estaría también de antiguo), en cuyo día se dispone que al siguiente que es San Martín, se guarde fiesta según costumbre y se haga procesión y asistan todos los mayores de catorce años, a fin de que se conviertan los infieles de Francia y otras partes y sino los disipe y destruya Dios Nuestro Señor.

En 1747 se acordó hacer un cuadro con la efigie de San Martín para colocarlo en su referida casa y en 1748 se paga por el cuadro del Santo 211 reales y 30 maravedíes. Todo ha desaparecido.

En esta ermita hubo beatas que cuidaban del archivo y de algunas otras cosillas.


LA IGLESIA ROMANICA DE SAN MARTIN DE AGURAIN

Se trata, como ya hemos dicho anteriormente de la construcción más antigua que se conserva en Agurain, actualmente embebida en el edificio actual del Ayuntamiento.

Construido hacia el siglo XII o XIII, de estilo protogótico, con reminiscencias románicas.

En el siglo XVI esta iglesia en el edificio servía de lugar de reunión del Concejo, acordándose en 1582 construir un local para celebrar las reuniones fuera de ella.

Desde 1564, tras el incendio de la Villa, se acogieron a la iglesia las beatas , que tenían su casa, anteriormente, donde luego se hizo el convento de las Clarisas de San Pedro.  Las beatas que según hemos averiguado , ya existían en el hoy convento de San Pedro el años de 1446 se presentaron el 12 de Marzo de 1565 al Ayuntamiento diciendo que a consecuencia del incendio, no tenían donde recogerse, por lo que andaban “destruídas”, y solicitaban entrar en la ermita de San Martín, el actual ayuntamiento, acordándose así, mientras fuere voluntad de la Villa  y sin que por ello adquirieran ningún derecho.

En 1584 se acuerda poner una campana nueva, más parece para el servicio del Concejo, que para la ermita, desde dondese avisaba del fuego.(si sonaba una vez el fuego era en Agurain, si sonaba dos en Alangua, etc....)

Fue en el año 1606 cuando comenzaron las obras del actual edificio del Ayuntamiento, que algunas de sus dependencias también sirvieron de cárcel . (De aquí se sacó el cepo de madera y hierro para encadenar a las personas que se encuentra en el paseo de ronda de la Iglesia de San Juan.

Tenía la iglesia una sola nave cubierta, con bóveda de cañón ligeramente apuntada, de cabecera recta.      


A la izquierda, en un alto la ermita de San Martín en el siglo XI ó XII, en la vieja Agurain


Un arco apuntado doblado, que descansa sobre pilares  con columnas adosadas, sirve de separación entre el presbiterio y el cuerpo de la iglesia, una con capitel con hojas estilizadas y otra con pequeñas bolas, manteniendo formas románicas.(siglo XIII)

En el costado por donde hoy se entra a la iglesia quedan restos de una ventana cegada en arco apuntado, y un nicho hornacina (quizá, primitivamente. Se usara como sagrario), con encuadramiento renacentista. La actual espadaña es barroca, del siglo XVII, con remate de pirámides.

CONVENTO DE MONJAS EN SAN MARTIN

También esta ermita hizo las labores de convento para las monjas. Monjas que en un principio residieron en las ermitas de Nuestra Señora de Arana y de Nuestra Señora de Ula. Posteriormente pasaron a una casa de la Villa, pero tuvieron que ser recogidas en la ermita de San Martín, ya que el incendio de 1564, acabó con sus posesiones.


IGLESIA  Y  CASA  FUERTE  DE  SAN  MARTIN

En los Libros de Decretos del Ayuntamiento aparecen las siguientes notas:

Año de 1818: “No se celebra la misa en la capilla de la casa fuerte de San Martín porque se halla al presente inservible”.

Año de 1823: “Se acuerda demoler el coro de la capilla de San Martín y dándose comunicación por el zaguán de la Casa Consistorial, enladrillándose debajo de dicho coro a fin de que se destine a aquel objeto o para depósito del trigo del Arca de Misericordia”.  Después deciden que debajo del coro se haga una ventana para escuela”.

A principios de siglo se usa de escuela, hasta que se decide darle el uso de alhóndiga, Al usarse como alhóndiga y debido a que algunas cubas de vino no entran por la puerta se decide agrandarla destruyendo la puerta de estilo protogótico.

Tras varios años sirviendo de alhóndiga, se usa a finales del siglo pasado como Archivo Histórico de la Villa.

LA CARCEL DE SAN MARTIN Y LA CRUZ DEL AYUNTAMIENTO DE AGURAIN

Una cruz tenemos dentro de la Villa que señala una efeméride, la de un crimen, de que son las notas siguientes:

A consecuencia de la muerte violenta de Águeda Sáez de Asteasu, seguíase causa en 1749 contra el marido de ésta, Miguel Antonio García, Josefa Otarduy e hija de ésta Teodosia Ortiz de Elguea, los cuales estaban en la cárcel de ésta Villa de Agurain bajo la custodia del Mayordomo Alcalde Domingo de Aldanondo.

El 15 de Julio de 1.750 se dictó sentencia en la chancillería de Valladolid contra los criminales indicados, de los cuales debía salir el 8 de Agosto para ser conducido a un presidio cerrado de Africa Miguel Antonio Larrea y las mujeres enviadas al destierro, más habiéndose puesto de acuerdo el tal García con los aragoneses Diego Redrado y Sebastián Alcera, que el día 5 de Agosto fueron apresados por hurto de dos caballerías y ayudado de la indicada Teodosia, que se hallaba en los cuartos altos sobre el calabozo, también en la Casa Consistorial, asesinaron al Alcalde Domingo de Aldanondo, a su hija Teresa e hirieron gravemente a su otra hija María Francisca, a las nueve de la noche del día 7 de Agosto de 1.750.

Los asesinos consiguieron huir entre las once y las doce de la noche, después de robar todo lo que hallaron en la casa.

Estos crímenes tan espantosos pusieron en conmoción a todo el vecindario, disponiendo inmediatamente el Alcalde de la Villa don Juan Antonio de Oquerruri que salieran en persecución de los criminales a la raya de Francia, Guipúzcoa, Navarra, Vizcaya, Burgos, Entzia, Altzania, Oltza, San Adrián y otro montes del contorno más de cien hombres armados que consiguieron apresar a Miguel Antonio y a Teodosia en un matorral grande y espeso, inmediato a San Martín de Guircu, con el dinero, alhajas y ropas del desgraciado.

Estos crímenes tan espantosos pusieron en conmoción a todo el vecindario, disponiendo inmediatamente el Alcalde de la Villa don Juan Antonio de Oquerruri que salieran en persecución de los criminales a la raya de Francia, Guipúzcoa, Navarra, Vizcaya, Burgos, Entzia, Altzania, Oltza, San Adrián y otro montes del contorno más de cien hombres armados que consiguieron apresar a Miguel Antonio y a Teodosia en un matorral grande y espeso, inmediato a San Martín de Guircu, con el dinero, alhajas y ropas del desgraciado Aldanondo y familia.

Por unanimidad se acordó, al dar cuenta de estos hechos, nombrar para el cargo del finado Mayordomo a su hijo Francisco Tomás de Aldanondo; que del arca de tres llaves se sufragaran los gastos del cuidado y regalo de la herida María Francisca y los del proceso que se instruía, siguiéndose la causa con “el mayor nervio” contra los reos presentes y ausentes, a cuyo objeto se traiga el mejor abogado que le parezca al Alcalde y costeando la Villa el entierro y funerales de los asesinados.

El 10 de Agosto fueron apresados por las fuerzas destacadas de Salvatierra, en el monte de Astigarraga, los tales “aragoneses”, que en unión de los otros coautores fueron conducidos a Valladolid con un escribano que diera fe de no haber tomado sagrado los reos desde su nueva prisión.    El 10 de Julio de 1751se da cuenta de haber venido de Valladolid un escribano, un alguacil y verdugo, trayendo la cabeza y la mano derecha de Diego Redrado y fue colgada y expuesta en una escarpia frente a la cárcel de ésta Villa de Salvatierra, diligencia que costó 1.377 reales y 13 maravedíes y la cuenta de los anteriores gastos 7.100 reales.

En memoria del infeliz carcelero, existe inmediata a la esquina de Oriente de la Casa Consistorial una cruz de piedra con una inscripción que dice:

AÑO DE 1750 EN ESTA CARCEL MATARON AL ALCAIDE Y SU HIJA     

Era el finado Aldanondo hombre pobre de bienes, pero trabajador y honrado, que desempeñó desde 1712 los cargos de Mayordomo, Alcalde y Colector dulas durante 38 años; y nos complace consignar el detalle de haberle llegado la muerte, escribe Fortunato Grandes, en ocasión de estar toda la familia rezando el Santo Rosario.

La otra hija, falleció en Vitoria, poco después a consecuencia de las heridas que recibiera.

¡Cuatro muertes y un ajusticiado por causa de una mala mujer origen de todo! Teodosia Ortiz de Elguea.

Fortunato Grandes, Cosas de Salvatierra
.


Parte de la cárcel y de la alhondiga de Agurain antes de la rehabilitación
Estado en que se encontraba el Ayuntamiento de Agurain antes de su rehabilitación, la puerta románica se rompió antiguamente para que entraran las cubas de vino a la alhondiga.


EXCOMUNIÓN DEL ALCALDE DE AGURAIN EN SAN MARTIN

Contaremos otra anécdota recogida por Fortunato Grandes que en 1685 fue escenario ésta iglesia de un incidente.


Según relata en su libro “Cosas de Salvatierra”:  Ocurrió cuando dos guipuzcoanos “salteadores de caminos, malhechores, escaladores de casas” se acogieron al sagrado de la iglesia, lo que no impidió que fueran detenidos por el Alcalde ordinario y enviados con grillos a Valladolid, lo que motivó la excomunión del dicho Alcalde y alguaciles que intervinieron por detener a esto malhechores dentro de lugar sagrado.

De sus retablos nada queda, constando únicamente que en 1748 tenía un cuadro del Santo.


ERMITA DE SAN MARTÍN

La ermita de San Martín. Casa Consistorial. Es la más antigua de las Iglesias de la Villa de Agurain , construida en el siglo XII, aunque su espadaña es del siglo XVIII, erigida por el maestro cantero Juan de Arno hacia el año 1.701 de factura sencilla, presenta una planta rectangular de una sola nave  con cabecera recta.

En el interior se cubre con bóveda cañón y arcos apuntado sobre el presbiterio que descansan en columnas de fuste liso y capitel con motivos vegetales.


Iglesia de San Martín y Casa Consistorial de Agurain rodeado de las murallas.

Por la forma de la Iglesia, que mantiene formas románicas, se fecha su construcción en el principio del siglo XII. Desde la Alta Edad Media ya se utilizaba como punto de reunión del Concejo junto a su función religiosa, y en el siglo XVI continuaba utilizándose para este fin, tanto en su interior como en el recinto exterior, siendo entonces cuando empiezan a efectuarse los primeros cambios estructurales para sus diversas funciones.

La iglesia, de planta rectangular, consta de una nave cubierta con bóveda de cañón ligeramente apuntada, separando el presbítero del cuerpo de la iglesia un arco triunfal doble que descansa en pilares con columnas adosadas que llevan en sus capiteles motivos vegetales y bolas. En la fachada este de la Iglesia aparece una ventana en arco apuntado y un nicho hornacina con encuadramiento renacentista. La fachada oeste consta de un vano rectangular moderno, recrecido con la espadaña barroca, del S. XVII, rematada con pirámides, que fue rehecha en 1701 por haber sido derribada la anterior. El acceso se realiza por la fachada norte y en la fachada sur se ha descubierto una ventana con arco de medio punto.

Edificio del Ayuntamiento de Agurain y ermita de San Martín rodeado de las murallas


Hasta el siglo XVI, el interior de la Iglesia, se reservaba como archivo, consistorio y zona de culto religioso, aunque en su exterior, existía un pórtico en el que también se realizaban las reuniones del concejo. Este pórtico era cerrado por una estructura muy simple, construida en 1560 con el fin de no interrumpir las actividades religiosas, aunque fue arrasado en el incendio de 1564.


Ermita de San Martín de Agurain en el siglo XII


Tras este suceso, se decidió volver a construir como sustitución a este pórtico, un edificio unido a la Iglesia para albergar el Consistorio y la cárcel. En este año, al margen de la obra anterior, aparece una referencia a la elaboración del reloj de la Casa Consistorial, conservado actualmente y que ha sufrido diversas reparaciones hasta la actualidad.



A partir de entonces esta construcción fue ampliándose creando diversos salones junto a la iglesia para diversos usos como salón de reuniones, cárcel, alhóndiga, archivo municipal etc.

En 1606 comenzaron las obras que darían forma a la Iglesia hasta convertirla en Consistorio. En 1607, residían en su interior las beatas que tras el incendio perdieron su casa y se alojaron en ella.

Tras la fundación del convento de las franciscanas en 1611, las actividades de San Martín pasaron a ser exclusivamente públicas, utilizándose principalmente como Consistorio. Las obras se finalizaron en 1626.

Este año se configuró el Consistorio tal y como lo conocemos hoy en día. Se amplió con la Cárcel Real, Pósito de Arca de Misericordia y Sala Ayuntamiento.

En 1703 se coloca el escudo que aparece en la fachada del Consistorio con el Escudo de la Villa. Su primera ubicación fue en la antigua entrada, en la fachada orientada hacia el norte, aunque se colocó en su ubicación actual en 1932.


La ermita de San Martín llena de cubas de vino cuando hacia las veces de alhondiga, a la derecha sacando los “pellejos” de la alhondiga


LA ALHONDIGA

En el segundo cuarto del siglo XIX, se reforma la alhóndiga para ubicar la escuela dentro del edificio.

Para tal fin, se amplió su planta hacia el sur.

La estructura exterior que se ha mantenido hasta el año 2004 se configuró a principios del siglo XVIII. En la reforma efectuada en 2004-2006 se ha ampliado la altura de la última planta y se ha hecho una nueva distribución interior del Consistorio.

La mayor obra realizada en el Ayuntamiento en esta reforma, es la separación de la antigua capilla de San Martín del resto del edificio mediante cristales. De esta forma se pretende evitar su deterioro, facilitando su conservación.

Lo original de la obra, es el contraste entre lo nuevo y antiguo; ambos estilos se entremezclan en todas las plantas, ya que la ermita está situada en el centro del edificio y está a la vista del público. En la última planta se puede observar la antigua cubierta de la ermita.

Hasta la obra culminada en el 2006, la iglesia había sido utilizada como archivo municipal.


Tejado de la ermita de San Martín de Agurain, y ventanal románico, tal y como se encuentran en la actualidad dentro del Ayuntamiento

BIBLIOGRAFIA:
DIBUJOS:  
J. M. Arrizabalaga
Ricardo Baroja
J.Luis Landa
Andoni Cortazar
Txumari Garagalza
López de Armentia
J.C. Gorospe
Kepa Ruiz de Eguino


 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal