Dionisio Preciado - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Dionisio Preciado

Música en Agurain > Dionisio Preciado

Dionisio Preciado, organista, musicólogo e investigador

Kepa RUIZ DE EGUINO


El día 7 de Mayo del año 2003, la Villa de Agurain rindió un caluroso homenaje a uno de sus hijos más conocidos a nivel nacional e internacional, se trataba del religioso Dionisio Preciado Ruiz de Alegria, también conocido como el Padre Salvatierra, organista, musicólogo, compositor y uno de los mayores conocedores de la música antigua del país.

Foto: Patxo Fernandez de Jauregui.

El 19 de enero de 1919 nacía en la Calle Mayor, frente a la Plaza de los dos Caños de Salvatierra-Agurain, Dionisio Preciado Ruiz de Alegria, organista y eminente musicólogo, cantó de niño en la misma iglesia, donde un siglo antes trabajó de organista, el también compositor, Sebastián Iradier, del cual escribió años más tarde un libro y un estudio sobre los organistas de las parroquias de San Juan y Santa María de Agurain-Salvatierra.

Músico precoz, obtendría las primeras nociones sobre la música en su pueblo natal, bajo el magisterio del organista Don Ramón Sagasti del que fue uno de los discípulos más aventajados. Por su hermosa voz tiple y su sentido musical fue hecho niño cantor de las dos parroquias de su pueblo Agurain, donde cantó en muchas misas y novenas dirigidas por el citado organista.

Sus cualidades artísticas e intelectuales movieron a los Padres de Dionisio Preciado a llevarle al Seminario que los Padres Capuchinos tenían en la localidad navarra de Alsasua a estudiar Humanidades. La provincia capuchina de Navarra había conseguido una altura intelectual y artística sin parangón. El padre Abárzuza (1903-1980) dictaba clases de Teología Dogmática, trasladadas a un tratado que serviría de manual en muchos seminarios y Facultades de Teología. En Lekaroz conoció al Padre José Antonio Donosti (Aita Donosti, 1886-1956) que empezaba a ser también un músico reconocido. Así es que terminadas las Humanidades, vistió el hábito franciscano para hacer su año canónico de noviciado, tras el cual, en Agosto de 1936, emitió sus votos simples como fraile capuchino. Tras los duros años de la guerra, estudió en Estella. En 1940 pasaría a Pamplona para estudiar Teología y le ordenó sacerdote el 21 de Diciembre de 1943 Monseñor Olaiz.

Ocupó el cargo de organista y director de los niños cantores en el convento de San Antonio de Pamplona donde entabló gran amistad con el gran maestro de Zumaya José María Beovide (1882-1967) organista de Quito, El Escorial, Burgos y que recaló como organista de los Padres Jesuitas de la capital navarra.

Fray Pío de Salvatierra fue destinado a Chile desde 1949 hasta 1960, trabajó de organista en Santiago de Chile y obteniendo el título de Licenciado en Ciencias Musicales en el Conservatorio Nacional de Música del país andino en 1959.

De regreso estuvo destinado en San Sebastián, donde coincidió con el músico, José Uruñuela, hijo del también compositor nacido en Agurain Dimas Uruñuela, de allí pasó a Jaca y Zaragoza ejerciendo de organista.


Fue la época en que ganó varios concursos de composición. Además compuso una Misa de Réquiem a la muerte de su padre. En 1964 y 65 la inquietud intelectual y artística llevó a Dionisio Preciado a permanecer dos años en el Reino Unido donde impartió clases en el Gray Friars Hall de la Universidad de Oxford.

Fue enviado a Roma donde se licenció en Canto Gregoriano en 1968, con su tesis doctoral sobre Alonso de Tejeda en la que obtuvo la máxima calificación en 1975, al tiempo que obtenía la Medalla de Oro de manos de su Santidad el Papa Pablo VI.

De vuelta al país, consiguió la titulación de Profesor Superior de Armonía, Contrapunto, Composición e Instrumentación y fue llamado por el Conservatorio Superior de Música de Valencia para impartir Musicología, inaugurando el Padre Salvatierra, esta disciplina en este centro.

Doctor en musicología y licenciado en ciencias musicales y canto gregoriano, tras una temporada dedicado a la composición, se entregó de lleno a la investigación y a la docencia. Ha sido profesor de paleografía musical y de folclore en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, sucediendo a Samuel Rubio y a Manuel García Matos. Miembro activo de la Sociedad Española de Musicología desde su creación, fue presidente de la misma desde 1994 y ha sido durante cuatro años director de su órgano científico, la revista Musicología. En el año 1991 recibió la medalla de plata de Bellas Artes en Música.

Entre los libros escritos destaca "Folklore español, música, danza y ballet", el tomo III está dedicado al folklore vasco, escrito en 1969;" Los Brocarte ilustres organistas riojanos del siglo XVII", en al año 1987, "Noticias musicales de la Catedral de Tudela (Navarra) entre 1516-1682" Principe de Viana en el año 1958, "Himnos, lamentaciones y arias" en al año 1997, "Mariano Coscuenda (1737-1801), organista de la Catedral de Tarazona"

  • Francisco de Peñalosa (ca.1470-1528) Obras, vol. IV: Tres Misas - Actas del 1er Congreso de la Sociedad Española de Musicología, más quince comunicaciones. Zaragoza. 1981. Varios.

  • Juan de Anchieta (ca. 1462-1523) cuatro pasiones polifónicas 1995 estudios de la guitarra barroca.

  • Estudios sobre la música de Gaspar Sanz, donde el musicólogo compara estas piezas de 1675 con otras formas folclóricas antiguas y también con ciertas partes de la vasca espata-dantza (banako, binako y laudako).

  • Doce compositores aragoneses de tecla (s. XVIII) sobre la música barroca escritos en el año 1982.

  • Alonso de Tejeda (Ca. 1556-1628) Obras completas (entre el año 1974-1977).


Además de sus conocimientos sobre la música barroca y antigua Dionisio Preciado es una autoridad a nivel nacional e internacional en estudios de danza y folclore como lo demuestran sus libros sobre folclore.

Ha compuesto varias obras de órgano y vocales entre ellas "Seis villancicos alaveses" y ha ganado los dos premios en el concurso de villancicos de Pamplona de 1962 y el segundo en 1963. Como musicólogo ha publicado numerosos trabajos y artículos en revistas especializadas, destacando sus estudios acerca de Alonso de Tejada, Francisco Correa de Araujo, en 1980 obtuvo el premio nacional de musicología por su trabajo "Doce compositores aragoneses de tecla del siglo XVIII".

Foto: Patxo Fernandez de Jauregui.

Ha escrito más de cien Obras, recesiones, además de artículos en Revista de Musicología, etc., entre las obras dedicadas al estudio de la música en Euskal Herria, están:

  • José Uruñuela, gran folclorista vasco (in memoriam) 1974.

  • Manual de Teoría Musical, (Santiago de Chile) 1957.

  • Un apóstol del txistu (José Luis Ansorena) 1974.

  • José Ferrer (1745-1845) Organista de Lérida, Pamplona y Oviedo (1980).

  • Sebastián Iradier (1809-1865) organista de Salvatierra de Alava (1984).

  • Noticias Musicales de la catedral de Tudela (Navarra) (1973).

  • Juan José de Arce, el tafallés (1990).

  • Dn. Hilarión Eslava y su método, monografía (Dip. Foral de Navarra)(1978).

  • Canto tradicional y polifonía en el primer Renacimiento.

  • Las pasiones polifónicas del códice musical de Valladolid son de Juan de Anchieta y las primeras conocidas en España (1992).

  • Los cantos folclóricos ¿lo auténtico contra lo bello? Un nuevo concepto de música folclórico (1987).


Recesiones

  • Historia de la música medieval en Navarra (1973).

  • El Canto gregoriano.

  • "Recherches sur la musique française classique" (1973)Vol. XIII.

  • Nafarroako-Euskal Kantu Zaharrak (viejas canciones vascas de Navarra).

  • Música vasca del siglo XVIII para tecla (1972).


Recesiones en revista de musicología

  • Cartas del Padre Donosti (1980).

  • Ayarre Jarné, Hilarión Eslava (1979)

  • Cultura tradicional y folclore (1982). Etc.


Gracias a los estudios de Dionisio Preciado en su libro: Sebastián Iradier, (1809-1865) Organista Mayor y Sacristán en Salvatierra de Alava" conocemos los nombres de Bernardo Ramírez de Galarreta, que fue organista de San Juan hasta su muerte en 1803; Julián de Aznar, hasta 1816; Tomás Díaz de Durana, que fue organista interino; Francisco de Guridi, de Mondragón, que estuvo solamente año y medio y que fue el abuelo del gran músico Jesús Guridi, el también organista Simón Casales, que proveniente de Laguardia ganó la oposición pero prefirió quedarse en la iglesia riojana una vez atendidas sus demandas de aumento salarial, y Julián Salcedo de Samaniego, que fue despedido en 1823 y que fueron algunos de los organistas antecesores del célebre compositor de habaneras en dicho puesto.

Es gran amigo del organista de la catedral de Sevilla José Ayarra Jarné con el cual colaboró en varias publicaciones entre ellas el libro sobre Eslava, además este organista fue quien inauguró el nuevo órgano de Santa María de Agurain en el año 2002, (José Ayarra, organista de la catedral de Sevilla recordaba, durante su actuación en la inauguración del nuevo órgano de Agurain, que cuando estudió en el Seminario Diocesano de Vitoria estuvo tocando en Salvatierra), de eso hace más de cuarenta años con el antiguo órgano.

Al padre Preciado le habían ofrecido la cátedra de musicología de San Sebastián, pero al final fue ocupada por el músico aguraindarra, José Ignacio López de Luzuriaga.

Su nombre aparece en el libro "La música y la ópera en la historia de Euskal Herria" de Juan Domínguez en la: "Biografía de 150 prestigiosos músicos y compositores vascos de todos los tiempos".

Preciado Ruiz de Alegria, Dionisio. Nacido en Salvatierra en 1919. Organista y director coral. En el concurso de villancicos de Pamplona, ganó el 1º y 2º premios en 1962, Compuso música para órgano, religiosa, corales y canciones. Es musicólogo, escritor y conferenciante. Ha publicado un Manual de Teoría musical.


Foto: Patxo Fernandez de Jauregui.

El Padre Salvatierra, recogió y estudió las Obligaciones de los organistas electos de las parroquias de Salvatierra desde 1803 redactando un Memorial, en el que se detallaban las obligaciones que debían cumplir; estudios que sin ninguna duda pueden ayudarnos a entender el contenido normal de un puesto de éstas características en las Iglesias de la época.

En éste estudio nos da cuenta además de los nombres de numerosos organistas de la provincia que igualmente optaron alrededor del año 1800 al puesto en las parroquias de Agurain-Salvatierra: Ignacio Artagoitia de Salinas de Añana, Casimiro de Lecea de la parroquia de San Pedro en Vitoria, Elías de Durana de Santa María de Salvatierra, Santos Ramírez de Arceniega, José Medrano de Yécora, Pedro Nolasco Guereñu de Lanciego, Baltasar Antonio de Aguirre de Aramayona, así como Crispín de Ercilla y Fernando Alegría del mismo Salvatierra.

La Enciclopedia General Ilustrada del Pais Vasco-Auñamendi dice así:

PRECIADO, Dionisio "Pío de Salvatierra". Musicólogo alavés nacido en 1919 en Salvatierra. Desde niño tuvo gran afición por la música y abordó la carrera musical que simultáneo con la eclesiástica. Se ordenó sacerdote en 1943. Ha pulsado los órganos de San Antonio de Pamplona, Ntra. Sra. de Lourdes, de San Sebastián y parroquia de San Antonio, de Santiago de Chile. Ha dirigido diversas escolanías en España y América de Sur y ostentó la representación oficial de la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile en el VIII Congreso Internacional de "Pueri Cantorum", celebrado en Roma en 1962. Pertenece a la Comisión Diocesana de Liturgia, Música y Arte Sacro de Zaragoza.

El Padre Salvatierra posee los siguientes títulos oficiales: Licenciado y Maestro en Musicología por el Pontificio Instituto de Música Sacra de Roma; licenciado en Canto Gregoriano por dicho Instituto, y licenciado en Ciencias Musicales por la Universidad del Estado de Santiago de Chile donde cursó Composición. En 1962 ganó el primero y segundo premio del Concurso de Villancicos de Pamplona y al año siguiente otro segundo premio. Entre sus muchas obras destacan: Seis fugas para órgano (1958) Missa pro difunctis (1959) Cuatro villancicos chilenos (1962) Cinco canciones chilenas, Seis villancicos alaveses y Seis cánticos de comunión (1963) Himno del bautismo, grabado por la comisión Diocesana de Zaragoza, catorce villancicos ecuatorianos. Su tesis doctoral en magisterio de Musicología trató sobre la obra "El quiebro y el redoble en Francisco Correa de Araujo.
  
El Padre Salvatierra escribió un manual de teoría Musical, editado en 1957, ha insertado numerosos artículos en la prensa donostiarra y chilena y en la revista musical "Ritmo" de Madrid, entre 1964-65 publicó numerosos artículos de gran interés divulgativo, ha dado conferencias en la principales universidades europeas y americanas y además sus numerosos estudios sobre organistas de las principales catedrales de España, en 1969 publicó: Música, Danza y Ballet dividido en cinco tomos: En la primera parte trata de diversos puntos de musicología, en la segunda folklore universal, la tercera, la más extensa, la dedica al folklore andaluz y vasco y la cuarta y quinta la destina a la danza, baile y ballet. Es trabajo "de divulgación musical y folklórica, de carácter pedagógico" que acrecienta la valiosa labor del padre Salvatierra.






Nassarre 12-2. Revista Aragonesa de Musicología. Miscelánea en homenaje a Dionisio Preciado  

DIONISIO PRECIADO DIRECTOR DE LA REVISTA DE MUSICOLOGIA

Un grupo de clérigos musicólogos, encabezados por el citado P. Samuel Rubio junto con el
Padre jesuita José López Calo y el Padre capuchino Dionisio Preciado, quien como compositor se firmaba "Fray Pío de Salvatierra" y que se había doctorado en musicología en Chile, continuaron dándole vida a esta revista desde finales de los años sesenta, la cual adquirió entonces una dimensión musicológica muy importante, sumando la colaboración de jóvenes investigadores, quienes durante una larga década realizaron estupendas aportaciones de todo tipo.

DIONISIO PRECIADO PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE MUSICOLOGIA (1995 - 1998)


 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal