Dimas Uruñuela - salvatierra-agurain

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Dimas Uruñuela

Música en Agurain > Dimas Uruñuela

Kepa RUIZ DE EGUINO



DIMAS URUÑUELA BENGOA


Salvatierra- Agurain 1844  

Vitoria – Gasteiz 1917


Dimas Melchor Uruñuela Bengoa nació en la Villa de Agurain Salvatierra el veinticinco de Marzo de 1844 y fuebautizado enla Iglesia de San Juan el día 26 de Marzo por el párroco Don Pedro Antonio de Gordoa hijo legítimo de Don Juan Uruñuela natural de Baños de Río Tobia en la Rioja y Antonia Bengoa natural y vecina de ésta Villa de Salvatierra, abuelos maternos Antonio Uruñuela y Benita Moreno difuntos y naturales del mencionado Baños de Rio Tobia, abuelos maternos Francisco de Bengoa y Carmen de Iturburu difuntos, naturales y vecinos de ésta precitada Villa.

Fueron padrinos Melcho de Uruñuela y Felipa Bengoa tíos de del niño y de la vecindad de Salvatierra.


DIMAS URUÑUELA BENGOA

Otro compositor de gran éxito en su tiempo fue DIMAS URUÑUELA BENGOA, que nació en Agurain el año 1844, estudió la carrera musical en Madrid con el profesor Aranguren. Tuvo tienda de música en la Virgen Blanca de Vitoria y una academia donde enseñaba solfeo y piano. Las canciones que compuso tuvieron gran popularidad en sus tiempos, en especial el zortziko “el pozo artesiano” del que más adelante contaremos algunas anécdotas.

Este músico fue padre del gran compositor, musicólogo y maestro de danza alavés José Uruñuela Fernández de Larrea, nacido en Vitoria el 28 de Julio de 1891.

José Uruñuela realizó una gran labor como coreógrafo, musicólogo, investigador, conferenciante y compositor. Es el hombre que más a fondo ha investigado la canción euskaldun en Álava. Tras su exilio en Francia abrió una academia de ballet en San sebastián, donde residió hasta su muerte el 3 de Julio de 1963. Sus más ntable composiciones  son “El Clavelín de Bendaña” y la “Dance National Basque” sobre temas del aurresku vizcaíno, muchas canciones alavesas para piano y voz. Entre sus numerosas obras para orfeón destaca la popularísima “Maitia nun zira”.
 
Fue uno de los exponentes del nacionalismo musical, cuya cuna se hallaba en pleno Baztán, en el convento capuchino de Lecaroz.

Este monasterio se erigió a finales del siglo XIX en el lugar de encuentro entre maestros y discípulos, unidos todos ellos en la misión de promover el renacimiento de la cultura musical vasca. Compositores como Zubizarreta, Juan Tellería, José Izurrategui, Uruñuela ó Santiago Bengoechea acostumbraron a desplazarse hasta Lecaroz para mostrar sus obras a los capuchinos. Uno de éstos capuchinos era Dionisio Preciado que allí conoció a José Uruñuela. Entre los convidados estuvo también Maurice Ravel, de padre suizo y madre vasca.

Hay una anécdota que nos contó el aguraindarra Dionisio Preciado que tenía gran amistad con José Uruñuela, referente al día que murió en Donosti,  Dionisio acudió a su casa, su habitación estaba totalmente llena de libros por todas partes, incluso encima de la cama, por lo que dormía en un sillón, cuando lo colocaron en la caja uno de sus alumnos metió también en ella una cabeza de calabera que tenía encima de su mesa, por eso decía que si algún día exhumaban su cadaver encontrarían dos cabezas.

DIMAS URUÑUELA BENGOA

Salvatierra/Agurain (Álava-Araba), 25-III-1844; Vitoria, 1-XI-1917. Compositor y profesor. Inició sus estudios musicales con el organista de su pueblo, completándolos en Vitoria y Madrid. Instalado en Vitoria, fue el educador de una serie de músicos, entre los que destaca su propio hijo, José Uruñuela.
Manu
SAGASTUME ARREGI (2007)

COMPOSITOR DEL ZORTZIKO “EL POZO ARTESIANO”

24 horas ininterrumpidas de obras. Durante cuatro años. En pleno centro de la ciudad. Y que, además, todo ese trabajo no sirva al final para el objetivo que se buscaba. ¿Imposible? No. Sucedió en Vitoria y no hace tanto. Solo 131 años, que en el calendario de la Historia es como decir antes de ayer.

La intención era abrir en la Virgen Blanca un pozo artesiano en busca de agua y la cosa dio para tanto que hasta el compositor Dimas Uruñuela, vecino del lugar, se inventó un zortziko. En cualquier sitio asoma la cultura, incluso a golpe de perforación.

En Vitoria hace pocos años se preparó una muestra sobre el pozo artesiano que todos los visitantes podían ver escuchando en todo momento la grabación que los alumnos de la Escuela Municipal de Música Luis Aramburu realizaron con la obra compuesta por Dimas Uruñuela, vecino de la Virgen Blanca que en un momento dado tomó la sabia decisión de hacer de la necesidad virtud y convertir los golpes en el suelo y el característico ruido del motor que movía el mecanismo en un zortziko.

El multifacético José Luis Sáenz de Ugarte ultima una biografía de pintores y músicos alaveses por encargo de la Real Academia de la Historia

Pero no sólo esa biografía del aviador Heraclio Alfaro le enorgullece; también tiene cariño a personajes casi anónimos, que han pasado a la historia casi sólo por el título de una única composición.

Es el caso del citado Dimas Uruñuela, autor del zortziko El pozo artesiano. "La canción", explica, "recuerda la perforación de un pozo en plena plaza de la Virgen Blanca, en el siglo XIX. Menuda idea aquella. Excavaron hasta 1.100 metros de profundidad durante dos años y encima no encontraron agua. Yo creo que Dimas, que vivía al lado y tuvo que aguantar aquella obra absurda, lo compuso más por venganza que como homenaje”.

 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal